Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘comunión con Dios’

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 33-

EL PODER DIVINO SE OBTIENE MEDIANTE LA ORACION

“Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba” (Marcos 1:35).

Ninguna vida estuvo tan llena de trabajo y responsabilidad como la de Jesús, y sin embargo, cuán a menudo se le encontraba en oración. Cuán constante era su comunión con Dios. Repetidas veces en la historia de su vida terrenal se encuentran relatos como éste.

“…se reunía mucha gente para oírle, y para que las sanase de sus enfermedades. Más él se apartaba a lugares desiertos, y oraba” “En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios” (Lucas 5:15, 16; 6:12).

En una vida completamente dedicada al beneficio ajeno, el Salvador hallaba necesario retirarse de los caminos muy transitados y de las muchedumbres que le seguían día tras día. Debía apartarse de una vida de incesante actividad y contacto con las necesidades humanas, para buscar retraimiento y comunión directa con su Padre.

Como uno de nosotros, participante de nuestras necesidades y debilidades, dependía enteramente de Dios, y en el lugar secreto de oración buscaba fuerza divina a fin de salir fortalecido para hacer frente a los deberes y a las pruebas. En un mundo de pecado, Jesús soportó luchas y torturas del alma. En la comunión con Dios podía descargarse de los pesares que le abrumaban. Allí encontraba consuelo y gozo.

En Cristo el clamor de la humanidad llegaba al Padre de compasión infinita. Como hombre, suplicaba al trono de Dios, hasta que su humanidad se cargaba de una corriente celestial que conectaba a la humanidad con la divinidad. Por medio de la comunión continua, recibía vida de Dios a fin de impartirla al mundo. Su experiencia ha de ser la nuestra.

“Venid vosotros aparte”, nos invita. Si tan sólo escuchásemos su palabra, seríamos más fuertes y más útiles.

En todos los que reciben la preparación divina, debe revelarse una vida que no está en armonía con el mundo, sus costumbres o prácticas; y cada uno necesita tener experiencia personal en cuanto a obtener el conocimiento de la voluntad de Dios. Debemos oírle individualmente hablarnos al corazón. Cuando todas las demás voces queden acalladas, y en la quietud esperamos delante de El, el silencio del alma hace más distinta la voz de Dios.

Nos invita: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios…” (Salmo 46:10). Solamente allí puede encontrarse verdadero descanso. Y ésta es la preparación eficaz para todo trabajo que se haya de realizar para Dios. Entre la muchedumbre apresurada y el recargo de las intensas actividades de la vida, el alma que es así refrigerada quedará rodeada de una atmósfera de luz y paz. La vida respirará fragancia, y revelará un poder divino que alcanzará a los corazones humanos. (El Deseado de Todas las Gentes)

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

El benéfico Creador descansó el séptimo día después de los seis días de la Creación, e instituyó el sábado para todos los hombres como un monumento de la Creación.  El cuarto mandamiento de la inmutable Ley de Dios requiere la observancia del séptimo día como día de reposo, culto y ministerio, en armonía con las enseñanzas y la práctica de Jesús, el Señor del sábado.  El sábado  es un día de deliciosa comunión con Dios y con nuestros hermanos. 

Es un símbolo de nuestra redención en Cristo, una señal de santificación, una demostración de nuestra lealtad y una anticipación de nuestro futuro eterno en el reino de Dios.  El sábado es la señal perpetua de Dios del pacto eterno entre El y su pueblo.  La gozosa  observancia de este tiempo sagrado de tarde a tarde, de puesta de sol a puesta de sol, es una celebración de la obra creadora y redentora de Dios. 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 101-

 

LA COMUNICACIÓN. La voz y la lengua son dones de Dios. Las palabras significan muchísimo. La lengua es un mundo de bendición o un mundo de iniquidad.–parte 1-

ABARCANTE INFLUENCIA DE LAS PALABRAS: La voz y la lengua son dones de Dios, y si se la usa correctamente son un poder para Dios. Las palabras significan muchísimo.  Pueden expresar amor, consagración, alabanza, melodía para Dios, u odio y venganza. 

Las palabras revelan los sentimientos del corazón; pueden ser un sabor de vida para vida o de muerte para muerte.  La lengua es un mundo de bendición o un mundo de iniquidad. (Leer Santiago 3)

¿GRANIZO DESOLADOR O SEMILLAS DE AMOR?: Puede verse que algunos vienen de su diaria comunión con Dios revestidos con la mansedumbre de Cristo. Sus palabras no son como granizo desolador que aplasta todo a su paso; de sus labios emana dulzura.  En forma completamente inconsciente, esparcen semillas de amor y bondad a lo largo de toda su senda, porque tienen a Cristo en el corazón.  Su influencia se siente más de lo que se ve.

PALABRAS QUE ALEGRAN: Los gemidos que causa el pesar del mundo se oyen en todo nuestro derredor.  El pecado nos apremia con su sombra, y nuestra mente debe estar lista para toda buena palabra y obra. La dulce influencia del Espíritu Santo enseña y guía los pensamientos para inducirlos a hablar palabras que alegren la senda de otros.

PALABRAS ALEGRES: Si miramos el lado luminoso de las cosas, encontraremos lo suficiente como para sentirnos alegres y felices.  Si ofrecemos sonrisas, la recibiremos de vuelta; si pronunciamos palabras agradables y alegres, nos serán dichas otra vez.

PALABRAS CRISTOCENTRICAS: Las palabras de los hombres expresan sus propios pensamientos humanos, pero las de Cristo son espíritu y son vida.  Los ángeles están atentos para oír que clase de informes damos al mundo acerca de nuestro Señor. Conversemos de Aquel que vive para interceder por nosotros ante el Padre. 

CRISTO SE REFIRIO DIRECTAMENTE AL PUNTO: En la enseñanza de Cristo no existe razonamiento largo, rebuscado y complicado.  El va directamente al grano.  En su ministerio leía todo corazón como un libro abierto. Tocaba el corazón y despertaba las simpatías.

FACILES DE COMPRENDER: La manera como Cristo enseñaba era bella y atrayente, y se caracterizaba siempre por la sencillez.  El revelaba los misterios del reino de los cielos por el empleo de figuras y símbolos con los cuales sus oyentes estaban familiarizados; y el común del pueblo lo oía gustosamente, porque podía comprender sus palabras.  No usaba palabras altisonantes, para cuya comprensión habría sido necesario consultar un diccionario.

EMPLEABA UN LENGUAJE SENCILLO: La argumentación es buena en su lugar, pero se puede lograr mucho más por medio de sencillas explicaciones de la Palabra de Dios.  Cristo ilustraba sus lecciones tan claramente que los más ignorantes podían comprenderlas fácilmente. Jesús no empleaba palabras largas y difíciles en sus discursos; usaba un lenguaje sencillo, adaptado a las mentes de la gente común.  En el tema que explicaba no iba más lejos que hasta donde podían seguirlo.

TEMAS SERIOS EN CONTRA DE LA INSENSATEZ SENTIMENTAL: ¿Hay algo más digno de embargar la mente que el plan de la redención? El amor de Jesús, la salvación ofrecida por este amor infinito al hombre caído, la santidad del corazón, la verdad preciosa y salvadora para estos postreros días, la gracia de Cristo; éstos son temas que pueden animar el alma, y hacer sentir a los puros de corazón aquel gozo que los discípulos sintieron cuando Jesús vino y anduvo con ellos mientras viajaban a Emaús. 

El que ha concentrado sus afectos en Cristo apreciará esta clase de asociación santificada, y recibirá fuerza divina por un trato tal; pero el que no tiene aprecio por esta clase de conversación prefiere hablar de insensateces sentimentales, se ha alejado de Dios, y va muriendo para las aspiraciones altas y nobles. Los tales interpretan lo sensual y terrenal como si fuese celestial. (Elena White)

Continúa en parte 102

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 23-

 

ALIMENTO PARA LA MENTE: Los que no quieren ser víctimas de los ardides de Satanás deben custodiar cuidadosamente las avenidas del alma. –parte1-

ALIMENTO SALUDABLE PARA LA MENTE: La lectura pura y saludable será a la mente lo que el alimento saludable es al cuerpo. De este modo llegaremos a ser más fuertes para resistir la tentación, formar hábitos correctos y obrar de acuerdo con principios rectos. La lectura impropia imparte una educación falsa.  El poder de resistencia, fuerza y actividad del cerebro pueden ser reducidos o aumentados de acuerdo con la manera en que se emplean.

GUARDAR LAS AVENIDAS DEL ALMA: Tenemos sin embargo, algo que hacer para resistir la tentación. Los que no quieren ser víctimas de los ardides de Satanás deben custodiar cuidadosamente las avenidas del alma; deben abstenerse de LEER, VER U OÍR cuanto sugiera pensamientos impuros.

“Por lo cuál, teniendo los lomos de vuestro entendimiento ceñidos…no conformándoos con los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino como aquél que os ha llamado es santo, sed también vosotros santos en toda conversación” (1Pedro 1:13-15). 

“Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que de buen nombre; si hay alguna virtud, si alguna alabanza, en ésto pensad” (Filip.4:8). 

Esto requerirá ferviente oración y vigilancia incesante. Habrá de ayudarnos la influencia permanente del Espíritu Santo, que atraerá la mente hacia arriba y la habituará a pensar sólo en cosas puras.  Debemos estudiar diligentemente la Palabra de Dios.

¿Con que limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra”.  “En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti”  (Sal.119:9,11)

EL CARÁCTER SE REVELA POR LA ELECCION DE LA LECTURA: La naturaleza de la experiencia religiosa de una persona se revela por el carácter de los libros que escoge para leer en sus momentos libres. Para tener un estado mental sano y principios religiosos firmes, los jóvenes deben vivir en comunión con Dios mediante su Palabra. 

Al señalar el camino de la salvación por medio de Cristo, la Biblia es nuestro guía hacia una vida más elevada y mejor. Contiene la historia y las biografías más interesantes e instructivas que se hayan escrito. Los que han pervertido su imaginación con la lectura de novelas, hallarán que la Biblia es el más interesante de los libros.

ALGUNOS LIBROS CONFUNDEN LA MENTE: Muchos de los libros que hay en las grandes bibliotecas confunden la mente más de lo que ayudan a la comprensión. Y sin embargo los hombres gastan grandes sumas de dinero para comprar tales libros y años de estudio, cuando tienen a su alcance un Libro que contienen las palabras del Alfa y la Omega de la sabiduría. 

A menos que se reciba el alimento mental puro, cabalmente limpio que se llama “educación superior” no puede conocer verdaderamente a Dios y obtener el conocimiento de que es la vida eterna. Únicamente los que cooperan con el cielo en el plan de salvación, pueden saber lo que significa en su sencillez la verdadera educación. 

Las novelas y las historias frívolas y excitantes constituyen otra clase de libros que son una maldición para todo lector.  El espíritu es afectado por las cosas con que se nutre, los lectores se vuelven incapaces de cumplir los deberes que le incumben.  Viven en lo irreal, y no tienen el menor deseo de escudriñar las Escrituras.

Muchas almas se pierden por descuidar las oportunidades de obtener el conocimiento de Cristo, en quien se concentran nuestras esperanzas de vida eterna.

(Elena White)

Continúa en parte 24

 

Read Full Post »

 LA FUENTE DE CURACION-parte 17-

UNA EXPERIENCIA DE INDOLE SUPERIOR-parte 2-

EN EL MONTE CON DIOS

Necesitamos tener siempre presente esta visión de las cosas invisibles.  Así comprenderemos el verdadero valor de las cosas eternas y de las transitorias, y ésto nos dará más poder para influir en los demás a fin de que vivan una vida más elevada.

Antes de emprender su misión, los discípulos fueron llamados al monte con Jesús.  Antes del poder y la gloria de Pentecostés, vino la noche de comunión con el Salvador, la reunión en un monte de Galilea, la escena de despedida en el monte de los Olivos con la promesa de los ángeles y los días de oración y de comunión en el aposento alto.

Jesús, cuando se preparaba para una gran prueba o para algún trabajo importante, se retiraba a la soledad de los montes, y pasaba la noche orando a su Padre.  Una noche de oración precedió a la ordenación de los apóstoles, al Sermón del Monte, a la transfiguración, a la agonía del pretorio y de la cruz, así como a la gloria de la resurrección.

EL PRIVILEGIO DE LA ORACION

Nosotros también debemos destinar momentos especiales para meditar, orar y recibir refrigerio espiritual.  No reconocemos debidamente el valor del poder y la eficacia de la oración.

La oración y la fe harán lo que ningún poder en la tierra podrá hacer.  Raramente nos encontramos dos veces en la misma situación.  Hemos de pasar continuamente por nuevas pruebas, en que la experiencia pasada no puede ser una guía suficiente. Debemos tener la luz continua que procede de Dios.

Cristo manda continuamente mensajes a los que escuchan su voz.  En la noche de la agonía de Getsemaní, los discípulos que dormían no oyeron la voz de Jesús.  Tenían una percepción confusa de la presencia de los ángeles, pero no participaron de la fuerza y la gloria de la escena.  A causa de la somnolencia y estupor, no recibieron las evidencias que hubieran fortalecido sus almas para los terribles acontecimientos que se avecinaban.  Así también hoy día los hombres que más necesitan la instrucción divina no la reciben, porque no se ponen en comunión con el Cielo.

Las tentaciones a que estamos expuestos cada día hacen de la oración una necesidad.  Todo camino esta sembrado de peligros.  Los que procuran rescatar a otros del vicio y de la ruina están especialmente expuestos a la tentación.  En continuo contacto con el mal, necesitan apoyarse fuertemente en Dios, si no quieren corromperse.  Cortos y terminantes son los pasos que conducen a los hombres desde las alturas de la santidad al abismo de la degradación. 

En un solo momento pueden tomarse resoluciones que determinen para siempre el destino personal.  Al no obtener la victoria una vez, el alma queda desamparada.  Un hábito vicioso que dejemos de reprimir se convertirá en cadenas de acero que sujetarán a todo el ser.

Al permitir que nuestra comunión con Dios se interrumpa, perdemos nuestra defensa.  Ni aún todos nuestros buenos propósitos e intenciones nos capacitarán para resistir el mal.  Tenemos que ser hombres y mujeres de oración.  Nuestras peticiones no deben ser ocasionales, ni caprichosas, sino perseverantes y constantes.  No siempre es necesario arrodillarse para orar.

Cultivemos la costumbre de conversar con el Salvador cuando estemos solos, cuando andemos o estemos ocupados en el trabajo cotidiano.  Elévese el corazón de continuo en silenciosa petición de ayuda, de luz, de fuerza, de conocimiento.  Sea cada respiración una oración.

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA IGLESIA VERDADERA

LA CELEBRACIÓN DE LA CENA DEL SEÑOR

El nombre más común que se le da al servicio de la Comunión es la Cena del Señor” (1Cor. 11:20). Otros nombres son la mesa del Señor “(1Cor.10:21), “el partimiento del pan” (véase Hech.20:7;  2:42), y “la eucaristía”, un aspecto de bendición y agradecimiento del servicio (Mat.26:26, 27;  1 Cor.10:16; 11:24).

La Cena del Señor debe ser una ocasión de gozo, y no de tristeza. Reemplaza el festival de la Pascua de la época del antiguo pacto.  La Pascua se cumplió cuando Cristo, el Cordero pascual, entregó su vida.  Por ésto, las raíces de gran parte del simbolismo en la Cena del Señor, surgen del servicio de la Pascua.

Tal como el festival de la Pascua conmemoraba la liberación de la esclavitud en Egipto, la Cena del Señor conmemora la liberación del Egipto espiritual, la esclavitud del pecado.

El pan de la Pascua que comió Jesús era sin levadura, y el fruto de la vid, sin fermentar.  La levadura, que produce fermentación, era considerada un símbolo de pecado (1Cor. 5:7,8), y por lo tanto no servía para representar al Corderosin mancha ni contaminación” (1 Ped.1:19).  Únicamente el pan sin levadura, podía simbolizar el cuerpo inmaculado de Cristo.  Del mismo modo, tan sólo el fruto intacto de la vid— “el vino sin fermentar”— simboliza apropiadamente la inmaculada perfección de la sangre purificadora del Salvador.

EL ACTO DE COMER Y BEBER. “Si no coméis la carne del Hijo del hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero” (Juan 6:53,54). El acto de comer la carne de Cristo y beber su sangre, es lenguaje simbólico que representa la asimilación de la Palabra de Dios, a través de la cuál los creyentes mantienen la comunión con el cielo y reciben la vida espiritual.  Cristo declaró: “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63).  “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mat.4:4).

DEPENDEMOS TANTO DE CRISTO PARA LA VIDA ESPIRITUAL COMO DEPENDEMOS DEL ALIMENTO Y LA BEBIDA PARA SOSTENER LA VIDA FÍSICA. 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: