Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘la mente de Cristo’

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 215-

 

LA INDIVIDUALIDAD. Cada uno de nosotros tiene una obra que hacer.  Podemos ser de diferentes nacionalidades, pero todos debemos ser uno en Cristo.  -parte 2-

LA CONSAGRACIÓN EMBELLECE LA INDIVIDUALIDAD: Una vida consagrada al servicio de Dios se desarrollará y embellecerá  en su individualidad. 

Nadie debe sumergir su individualidad en la de otro, sino que todos, como personas, debemos ser injertados en la cepa madre, para que haya unidad en la diversidad. 

El gran Artista maestro no ha hecho dos hojas del mismo árbol exactamente iguales; de modo que su poder creador no le da a todas las mentes la misma identidad. 

Han sido creadas para vivir por la edades sin fin, y debe haber completa unidad, una mente combinándose con la otra; pero ni siquiera dos deben corresponder al mismo molde.

DIOS DA A CADA PERSONA UNA OBRA INDIVIDUAL: Hay que estudiar las cosas del mundo natural, y hay que aplicar sus lecciones a la vida espiritual, al crecimiento espiritual.  Dios, no el hombre, le ha dado a cada ser humano su tarea. 

Esta es una obra individual: la formación de un carácter de acuerdo con la semejanza divina.  De manera que es designio divino que incluso los mejores hombres no tengan todos el mismo carácter.

RESPETÁNDOSE MUTUAMENTE: Cada uno de nosotros tiene una obra que hacer.  Podemos ser de diferentes nacionalidades, pero todos debemos ser uno en Cristo. 

Si permitimos que las peculiaridades de carácter y de disposición nos separen aquí, ¿cómo podemos esperar vivir juntos en el cielo? Debemos tener amor y respeto unos por otros. 

Debe existir entre nosotros la unidad por la cual Cristo oró.  Hemos sido comprados por precio y debemos glorificar a Dios en nuestros cuerpos y en nuestros espíritus.

FRACASAREMOS COMPLETAMENTE SI COPIAMOS A LOS DEMÁS: Si alguien trata de copiar el carácter de otro hombre, fracasará completamente.  Cada persona debe mirar a Dios por sí misma, y trabajar a conciencia y con fidelidad con los talentos que Dios le ha dado.

Ocupaos de vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Fil.2:12,13)

CADA MENTE TIENE UNA FORTALEZA PECULIAR: La mente de un hombre puede ser exaltada por alguno como si en todo sentido fuera superior, pero cada mente tiene sus debilidades y sus fortalezas peculiares.  La mente de un hombre suplirá la deficiencia de otro. 

Pero si todos trabajan sometidos a la misma rienda, y se los anima a mirar no a los hombres para saber cual es su deber, sino a Dios, se desarrollaran bajo la dirección del Espíritu Santo, y trabajaran en unidad. Uno suplirá lo que al otro le falta.

NO HAY QUE MODELAR LAS MENTES DE LOS DEMÁS: Dios le ha dada a cada hombre una responsabilidad individual.

Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”

Un hombre no debe ocuparse en la salvación de otro hombre.  No debe convertirse en la copia de la mente de otro. Debe obrar según su capacidad y de acuerdo con la habilidad que Dios le ha dado. 

Nadie, no importa cual sea su experiencia ni su cargo, debe creer que está llevando a cabo una obra maravillosa cuando modela de acuerdo con su propia mente, la mente de cualquier otro ser humano, y le enseña a comunicar los sentimientos que él podría expresar. 

Esto se ha hecho una y otra vez en detrimento de los seres humanos. Dios le permite a cada ser humano que manifieste su individualidad.  Los que quieren ser transformados en mente y carácter, no deben mirar a los hombres, sino al Ejemplo divino, Dios envía esta invitación: 

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”

Mediante la conversión y la transformación los hombres han de recibir la mente de Cristo. Cada cual debe comparecer delante de Dios con una fe individual, con una experiencia personal, sabiendo por sí mismo que Cristo, la esperanza de gloria, se ha formado en su interior. 

Si nosotros imitáramos el ejemplo de cualquier hombre, incluso de alguien a quien consideráramos casi perfecto en carácter, sería como si pusiéramos nuestra confianza en un ser humano defectuoso, incapaz de impartir perfección. (Elena White)

Continúa en parte 216

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 51-

 

LA CONCIENCIA. La paz interior y una conciencia libre de ofensas hacia Dios agilizará y vigorizará el intelecto. Cada emoción y deseo debe estar sujeto a la razón y a la conciencia. –parte 3-

LA INFLUENCIA DE LA VERDAD SOBRE LA CONCIENCIA Y EL CORAZON: El salmista dice “La exposición de tu palabra alumbra; hace entender a los simples” (Salmo  119:130).

Cuando la verdad actúa sólo sobre la conciencia, crea mucha incomodidad; pero cuando se invita a la verdad a entrar en el corazón, todo el ser es llevado en cautividad a Jesucristo. Aún los pensamientos son capturados, pues la mente de Cristo trabaja donde la voluntad está sometida a la voluntad de Dios.

“Haya pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús” (Fil.2:5). La persona que ha sido liberada por el Señor es realmente libre, y no puede ser llevada a la esclavitud servil del pecado.

SI LA VERDAD ESTA SOLO EN LA CONCIENCIA TURBARA LA MENTE: “Todo juicio honrado estaba convencido por su conciencia de que Jesucristo era el Hijo de Dios, pero el corazón en su orgullo y ambición no se entregaba. Se mantenía en oposición contra la luz de la verdad, a la cuál ellos habían decidido negar y resistir”…

Cuando la verdad es tenida como verdad solo por la conciencia, cuando el corazón no es estimulado y hecho receptivo, la verdad sólo turba la mente.  Pero cuando se recibe la verdad como verdad en el corazón, ha pasado por la conciencia y ha cautivado el alma por medio de sus principios puros.

Es puesta en el corazón por el Espíritu Santo, que da la forma de su belleza a la mente a fin de que su poder transformador pueda verse en el carácter.

DIOS NO FUERZA LA CONCIENCIA: Dios no violenta nunca la conciencia; pero Satanás recurre constantemente a la violencia para dominar a los que no puede seducir de otro modo.  Por medio del temor o de la fuerza procura regir la conciencia y hacerse tributar homenaje.

CUANDO LA CONCIENCIA ES UNA GUÍA SEGURA: Quien tiene la conciencia como una guía segura no se detendrá a razonar cuando brilla sobre él la luz de la Palabra de Dios.  No será guiado por consejos humanos.  Pondrá todo interés egoísta a la puerta de la investigación y se acercará a la Palabra de Dios como alguien cuyo interés eterno está en la balanza.

LAS EMOCIONES Y LOS DESEOS SUJETOS A LA RAZÓN Y A LA CONCIENCIA: Si no hemos de cometer pecado hemos de evitarlo desde sus mismos comienzos.  Cada emoción y deseo debe estar sujeto a la razón y a la conciencia. Oremos con fe y con todo el corazón porque Satanás está velando para entrampar nuestros pies.

Debemos recibir ayuda de arriba si han de escapar a sus estratagemas. Podemos someter toda emoción y pasión a control, en serena sujeción a la razón y la conciencia. Entonces Satanás pierde el poder de controlar la mente.

LA GRACIA DE CRISTO ES SUFICIENTE PARA UNA CONCIENCIA CULPABLE: Cuando el pecado lucha por dominar en el corazón, cuando la culpa oprime el alma y carga la conciencia, cuando la incredulidad anubla el espíritu, acordémonos de que la gracia de Cristo basta para vencer al pecado y desvanecer las tinieblas. Al entrar en comunión con el Salvador entramos en la región de la paz.

LOS PADRES HAN DE AYUDAR A SUS HIJOS A CONSERVAR UNA LIMPIA CONCIENCIA: Debemos hacer todo lo que está a nuestro alcance para ayudar a nuestros hijos a tener una conciencia pura y limpia.  Enseñémosles a alimentarse de la Palabra de Dios, EL nos ha designado como los tutores de ellos. 

Si  les damos el alimento adecuado, y les enseñamos con diligencia la Palabra de Dios, mandato tras mandato, un poquito allí, otro poquito allá, con mucha oración a nuestro Padre celestial, nuestros esfuerzos serán ricamente recompensados.

LA CONCIENCIA HA DE SER LIMPIADA: Las ventanas del alma han de ser cerradas hacia la tierra y abiertas hacia el cielo, a fin de que los brillantes rayos del Sol de justicia tengan libre acceso a ella.  La memoria ha de ser refrescada por los principios bíblicos. 

La mente ha de ser mantenida limpia y pura a fin de que pueda distinguir entre el bien y el mal. El Espíritu Santo renovará la mente y el corazón y le dará fuerzas para llevar a cabo propósitos elevados y santos.

UNA CLARA CONCIENCIA PRODUCE PERFECTA PAZ: La paz interior y una conciencia libre de ofensas hacia Dios agilizará y vigorizará el intelecto. La voluntad está entonces dirigida y controlada rectamente, y es más decidida, y sin embargo libre de perversidad. 

Las meditaciones son agradables porque son santificadas.  La serenidad de la mente que podemos poseer bendecirá a todos los que tengan contacto con nosotros. Esta paz y calma, con el tiempo llegará a ser natural. La paz perfecta es un atributo del cielo que los ángeles poseen.

(Elena White)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: