Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘origen del agua’

NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN-parte 51-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION –parte 50-

AGUA (WATER)-parte 6-

CLASIFICACION-parte 6

AGUA DESIONIZADA O DESMINERALIZADA

Cuando la carga eléctrica de una molécula de agua ha sido neutralizada por medio de la adición o el retiro de electrones, el agua resultante se denomina desionizada o desmineralizada. El proceso de  desionización retira los nitratos, los minerales calcio y magnesio, y los metales pesados cadmio, bario, plomo y algunas formas de radio.

AGUA MINERAL

El agua mineral es agua natural de manantial, por lo general de Europa o Canadá. Para que se pueda considerar mineral, además de contener minerales el agua debe fluir libremente desde su origen, no puede ser sometida a bombeo ni a ningún tipo de fuerza para que brote, y debe ser embotellada directamente en la fuente. 

Dependiendo del lugar de origen, el contenido mineral cambia. Si, por ejemplo, usted presenta deficiencia de algunos minerales y toma agua mineral por sus efectos terapéuticos, debe tener en cuenta que minerales contiene el agua particular que está utilizando. 

Si está tomando agua con minerales de los cuales no carece, posiblemente no está beneficiándose sino, por el contrario, haciéndose daño.

La mayoría de las aguas minerales son carbonatadas.  No obstante, algunas aguas con gas, como la club soda, se conocen como aguas minerales sólo porque al agua del grifo filtrada o destilada le han adicionado bicarbonatos, citratos y fosfato de sodio.

AGUA NATURAL DE MANANTIAL

El número de galones de “agua natural de manantial” que ha fluido por los water coolers (dispensadores de agua que constan de un gran botellón y un tanque de filtrado) se ha más que duplicado en los últimos años. La palabra “natural” de la etiqueta no dice cuál es el origen del agua; sólo informa que el contenido mineral del agua no ha sido alterado. 

Pero no se sabe si fue filtrada o tratada de alguna manera. Igualmente, como no existe una definición clara de la palabra “manantial” que se utiliza en las etiquetas del agua embotellada, no sería nada raro que la procedencia del “agua natural del manantial” de algunas botellas no fuera exactamente de manantial.

Sin embargo, la mayoría de las empresas que venden agua embotellada gustosamente ponen en la etiqueta el origen de su producto.

Agua de manantial es agua que fluye de manera natural hacia la superficie terrestre desde represas subterráneas. Se trata de agua sin procesar que se puede carbonatar y/o saborizar artificialmente.

Si usted  utiliza un water cooler para el agua embotellada de manantial, no deje de lavarlo una vez al mes para destruir las bacterias.  Haga una mezcla de partes iguales de hydrogen peroxide y baking soda y déjela correr por el tanque de filtrado y el grifo.

A continuación retire los residuos lavando el botellón con cuatro o más galones de agua del grifo. 

Continúa en parte 52

Read Full Post »

NUTRICION, DIETA Y SALUD-ELEMENTOS QUE INTERVIENEN -parte 47-

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA NUTRICION –parte 46-

AGUA (WATER)-parte 2-

CLASIFICACION-parte 2-

SEGURIDAD DEL TAP WATER

Mucha gente supone que al abrir el grifo de su cocina sale agua pura, saludable y segura para tomar.  Infortunadamente, esto no siempre es así.  No importa cuál sea el origen del agua, ésta es vulnerable a todo tipo de impurezas. 

Entre las sustancias indeseables que se encuentran en el agua y que se presentan de manera natural están: radón, fluoride (fluoruros), arsénico, hierro, plomo, cobre, y otros metales pesados.  Otros contaminantes, como fertilizantes, asbesto, cianuro, herbicidas, pesticidas y químicos procedentes de la industria, pueden infiltrarse en el agua subterránea a través del suelo, o en agua de los grifos a través de las tuberías. 

Pero hay otras sustancias, como el cloro, carbono, cal, fosfatos, carbonato de sodio y sulfato de aluminio, que son adicionadas como norma de adecuación  en las plantas públicas de tratamiento de aguas para matar bacterias, ajustar el pH y eliminar la turbiedad, entre otros factores.  Además, el agua puede contener contaminantes biológicos, entre ellos virus, bacterias y parásitos.

Incluso cuando los niveles de las sustancias individuales que contiene el agua están dentro de límites “permitidos”, la suma de todos los contaminantes puede ser perjudicial para la salud.

El cloro, los pesticidas y los parásitos son la mayor preocupación actual con respecto a la calidad del agua.  Durante mucho tiempo al agua se le ha agregado cloro para destruir bacterias causantes de enfermedades. 

Sin embargo, actualmente el nivel del cloro del agua potable es bastante alto, y algunos productos derivados del cloro son conocidos carcinógenos.  En consecuencia, la U.S. Environmental Protection Agency (EPA) está estudiando la posibilidad de reducir el nivel de cloro del agua potable, aunque está enfrentando la oposición de algunos grupos industriales.

Los pesticidas representan un riesgo en cualquier región donde el agua de uso doméstico provenga de fuentes subterráneas.  Se sospecha que estos químicos aumentan la incidencia de cáncer, especialmente de seno, o por lo menos contribuyen a aumentar su incidencia. Algunos científicos piensan que esto puede deberse a que algunos pesticidas imitan el comportamiento de la hormona femenina estrógeno en el organismo. 

Otros investigadores han indicado que las toxinas del organismo tienden a acumularse en el tejido graso, y los senos se componen principalmente de esta clase de tejido.  Los pesticidas son una gran preocupación en áreas donde la agricultura es (o fue) un sector importante en la economía.

Estos químicos son persistentes: residuos de pesticidas que se utilizaron hace décadas aún hoy pueden estar presentes en el agua que sale del grifo, y pueden entrañar un riesgo para la salud.

La presencia de bacterias y parásitos (especialmente un parásito llamado cryptosporidium) en el agua potable, un problema que durante mucho tiempo se consideró propio de los países más pobres, se está convirtiendo actualmente en un grave problema en Estados Unidos. 

En 1993, los habitantes de una de las ciudades más importantes de Wisconsin se vieron obligados a hervir el agua de sus casas cuando se descubrió que contenía niveles “inaceptables” de cryptosporidium, probablemente de escurrimientos agrícolas. 

Continúa en parte 48

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: