Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.15-El Señor Jesús era el fundamento de todo el sistema judaico.El propósito de él era enseñar a la gente que vendría Aquel a quien señalaban esas ceremonias.’ Category

CRISTO EN SU SANTUARIO-parte 15-

EL EVANGELIO EN LOS SÍMBOLOS Y LA REALIDAD-parte 2-

DIOS MANIFIESTA SU ACEPTACION

El coro sagrado elevó sus voces en alabanza a Dios, y la melodía de sus cantos fue acompañada por toda clase de instrumentos musicales.  Y mientras en los atrios del templo resonaba la alabanza, la nube de la gloria de Dios tomó posesión de la casa, como anteriormente había llenado el tabernáculo del desierto. “Y cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Jehová. Y los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová” (1 Reyes 8:10, 11).

Así como el santuario terrenal edificado por Moisés de acuerdo con el modelo que se le mostró en el monte, el templo de Salomón, con todos sus servicios, era un “símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios”, sus dos compartimientos sagrados eran “figura y sombra de las cosas celestiales”; Cristo, nuestro gran Sumo Sacerdote es un “ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre” (Heb.8:2)  (Review and Herald).

Todo el sistema de los tipos y símbolos era una profecía resumida del Evangelio, un medio por el cual se presentaban las promesas de la redención (Los Hechos de los Apóstoles-pág.13).

SE PERDIO DE VISTA LA REALIDAD

El Señor Jesús era el fundamento de todo el sistema judaico. Su imponente ritual era divinamente ordenado.  El propósito de él era enseñar a la gente que en el tiempo prefijado vendría Aquel a quien señalaban esas ceremonias (Palabras de Vida del Gran Maestro-pág. 17).

Al apartarse de Dios, los judíos perdieron de vista mucho de los que enseñaba el ritual. Este ritual había sido instituido por Cristo mismo. En todos sus aspectos, era un símbolo de El; y había estado lleno de vitalidad y hermosura espiritual.  Pero los judíos perdieron la vida espiritual de sus ceremonias, y se aferraron a las formas muertas. Confiaban en los sacrificios y los ritos mismos, en vez de confiar en Aquel a quien éstos señalaban. A fin de reemplazar lo que habían perdido, los sacerdotes y rabinos multiplicaron los requerimientos de su invención; y cuanto más rígidos se volvían, tanto menos del amor de Dios manifestaban (El Deseado de Todas las Gentes-pág.21).

EL SERVICIO DEL TEMPLO PERDIO SU SIGNIFICADO-parte 1-

Cristo era el fundamento y la vida del templo. Sus servicios eran típicos del sacrificio del Hijo de Dios. El sacerdocio había sido establecido para representar el carácter y la obra mediadora de Cristo. Todo el plan del culto de los sacrificios era una predicción de la muerte del Salvador para redimir al mundo.  No habría eficacia en estas ofrendas cuando el gran suceso al cual señalaran durante siglos fuese consumado.

Puesto que toda la economía ritual simbolizaba a Cristo, no tenía valor sin El.  Cuando los judíos sellaron su decisión de rechazar a Cristo entregándolo a la muerte, rechazaron todo lo que daba significado al templo y sus ceremonias.  Su carácter sagrado desapareció.  Quedó condenado a la destrucción.  Desde ese día los sacrificios rituales y las ceremonias relacionadas con ellos dejaron de tener significado.  Como la ofrenda de Caín, no expresaban fe en el Salvador. Al dar muerte a Cristo los judíos destruyeron virtualmente su templo.  Cuando Cristo fue crucificado, el velo interior del templo se rasgó en dos desde arriba hacia abajo, indicando que el gran sacrificio final había sido hecho, y que el sistema de los sacrificios rituales había terminado para siempre.

-Continúa en parte 16-

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: