Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘año luz’

ESPERANZA PARA EL PLANETA TIERRA – EL FUTURO BRILLANTE DE UNA RAZA CAIDA –parte 4-  

LA INMENSIDAD DE NUESTRO CREADOR –parte 3-

LA INMENSIDAD DEL UNIVERSO QUE JESUCRISTO CREO

Si nos resulta imposible comprender la eternidad y la creación a partir de la nada, nos resultará aún más incomprensible la inmensidad del universo que Jesucristo creó.  El Salmo 19:1 afirma: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos”.  Examinemos cuán inmenso es el universo.

Los astrónomos emplean el “año luz” para medir las distancias del universo.  Tomemos algunos momentos para analizar que significa esta medida de tiempo.

La luz viaja a 186.282 millas por segundo (más o menos 300.000 km.). Esto significa que en un minuto el rayo de luz viaja once millones de millas y en un año, seis trillones (9,5 trillones de km.) Mientras usted camina solo dos pasos, la luz viaja 200.000 millas, lo que equivale a ocho vueltas alrededor del mundo.  En un año, la luz viajará más o menos la misma distancia que casi todos los automóviles del mundo durante el mismo período de tiempo.

Sin embargo, los astrónomos admiten que incluso el año luz es la medida demasiado limitada para abarcar las vastas distancias del universo. Admiten que las distancias del universo son prácticamente incomputables.  Examinemos algunas de estas distancias a fin de comprender mejor la inmensidad del universo que Jesucristo creó.  Empecemos con nuestro propio satélite, la Luna.

La Luna está a 240.000 millas de la Tierra (384.400 Km.) y su luz se tarda 1,3 segundos en llegar a nuestro planeta. Continuemos con el Sol.

El Sol está a 93.000.000 de millas (150.000.000 km.) de la Tierra y su luz tarda 8,3 segundos en llegar.  Pongamos ésto en términos más prácticos.  Si fuera posible ir de la Tierra al Sol en un avión y viajáramos a 600 millas por hora sin para comer o dormir, o para reabastecernos de combustible, demoraríamos  17 años en llegar.

Un  planeta  lejano de nuestro sistema solar es Plutón, que queda a 5,3  años luz.  Si pudiéramos viajar a Plutón, necesitaríamos 5,3 años a la velocidad de 186.282 millas por segundo. Estas distancias son fenomenales, pero vayamos un poco más allá.

La estrella más cercana a la Tierra es Alfa de Centauro, que queda a 4,3 años luz.  Esta distancia es 250.000 veces mayor que de la Tierra al Sol. Si fuera posible viajar a Alfa de Centauro en el Satélite Voyager tardaríamos 100.000 años en llegar, y en el transcurso habríamos viajado 25 trillones de millas. Pero hay más.

Si pudiéramos cruzar nuestra galaxia –La Vía Láctea- de un lado a otro, demoraríamos 100.000 años a la velocidad de la luz. ¡La distancia del viaje sería de 600.000 trillones de millas! El diámetro de nuestra galaxia es de 250.000 años luz y se calcula que ésta tiene mil millones de estrellas.  Pero más allá de la Vía Láctea hay mil millones más de galaxias, cada una con miles de millones de estrellas.

Andrómeda, que es la galaxia más cercana a la nuestra está a dos millones de años luz.  Es la única galaxia fuera de la nuestra que podemos ver sin la ayuda de un telescopio.  Imagínese, si pudiéramos ir a esta galaxia vecina, tendríamos que viajar a  186.282 millas por segundo por dos millones de años. ¡Qué increíble! Y sin embargo, más allá de Andrómeda hay mil millones de galaxias y cada una tiene por lo menos cien millones de estrellas.

Los astrónomos han creado telescopios potentes para estudiar los cielos.  El telescopio de 200 pulgadas de Monte Palomar, en California, alcanza a divisar cuerpos celestes que quedan a mil millones de años luz.  El telescopio, Hubble, según Tom Siegfried, divisó “un grupo de galaxias que están a siete mil millones y posiblemente a diez mil millones de años de la Tierra”. Otro astrónomo dice  que por más poderoso que sea el telescopio, ¡no hay señal alguna de que las galaxias se acaben!

En 1929 Edwin P. Hubble se dio cuenta que el universo se está expandiendo constantemente. Según algunos astrónomos, el telescopio Hubble ha logrado divisar galaxias que están a quince mil millones de años luz de nuestro planeta.  Obviamente, esta es una cifra incomprensible. Si pudiéramos llegar hasta esas galaxias, tendríamos que viajar quince mil millones de años a 186.282 millas cada segundo del viaje.  Al llegar, habríamos viajada ¡9.000.000.000.000.000.000.000 de millas!

EL NUMERO DE ESTRELLAS DEL UNIVERSO QUE JESUCRISTO CREO

Continúa en parte 5 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: