Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘2.06-LA VIDA, MUERTE, Y RESURR. DE CRISTO–“Si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana”-sexta parte-’ Category

DOCTRINA DE LA SALVACION

LA RESURRECCION Y LA SALVACION DE CRISTO.Si Cristo no resucitó-dijo Pablo- vana es entonces nuestra predicación, vana es también nuestra fe……aún estáis en vuestros pecados” (1Cor.15:14, 17). Jesucristo fue resucitado físicamente (Luc.24: 36-43), ascendió al cielo como Dios-hombre, y comenzó su obra intercesora crucial como Mediador a la mano derecha de Dios el Padre (Heb.8:1, 2).

La resurrección –siempre unida a la crucifixión- se convirtió en un punto central de su misión. Sus discípulos proclamaron al Cristo crucificado pero viviente, que había triunfado sobre las fuerzas del mal. Ese fue el fundamento del poder que acompañó al mensaje apostólico. La resurrección de Cristo es la doctrina que trastornó al mundo en el primer siglo y que exaltó al cristianismo a un nivel preeminente por encima del judaísmo y de las religiones paganas del mundo mediterráneo. Si se deja ésto de lado habría que hacer lo mismo con todo lo demás que es vital y único en el Evangelio del Señor Jesucristo.  Si  Cristo no resucitó, vuestra fe es vana” (1 Cor.15:17).

El ministerio actual de Cristo está  arraigado en su muerte y resurrección. Si bien es cierto  que el sacrificio expiatorio realizado en el Calvario fue suficiente y completo, sin la resurrección no tendríamos la seguridad de que Cristo completó con éxito su misión divina en el mundo. El hecho de que Cristo ha resucitado, confirma la realidad de la vida más allá del sepulcro, y demuestra que la promesa que Dios hace de concedernos vida eterna en Cristo es verdadera.

LOS RESULTADOS DEL MINISTERIO SALVIFICO DE CRISTO.  El ministerio expiatorio de Cristo afecta no sólo a la raza humana, sino a todo el universo.

RECONCILIACION EN TODO EL UNIVERSOPablo revela la magnitud de la salvación de Cristo en la iglesia y por medio de ella. La intención divina es quela multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales” (Efe.3:10). Asevera que agradó al Padre, por medio de Cristo, “reconciliar consigo todas la cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Col.1:20). Pablo reveló los resultados asombrosos de esta reconciliación: “Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”.  (Fil.2:10, 11).

LA VINDICACIÓN DE LA LEY DE DIOS. El perfecto sacrificio expiatorio de Cristo exaltó la justicia y la bondad de la santa ley de Dios, así como su carácter bondadoso. La muerte y rescate de Cristo satisfizo las demandas de la Ley, justificando al mismo tiempo a los pecadores arrepentidos por medio de su gracia y misericordia.Dios enviando a su Hijo…..condenó al pecado en la carne; para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”. (Rom.8:3, 4).

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: