Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.40-“Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque ésto es el todo del hombre”(Ecles.12:13)’ Category

HECHOS ASOMBROSOS-parte 40-

  • 8. ¿Puede alguien salvarse por guardar la Ley?

“Por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El (de Dios)” (Rom.3:20).  “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y ésto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efe.2:8-9).

Respuesta:  ¡NO! La respuesta es demasiado sencilla para no entenderla.  Nadie puede salvarse por guardar la Ley.  La salvación se recibe solamente por gracia, como un don gratuito de Cristo Jesús, y recibimos este regalo por la fe  y no debido a nuestras obras.  La Ley sirve únicamente como un espejo para señalar el pecado en nuestras vidas. La salvación que proviene de Jesús es un don tan real como los obsequios que se reciben en alguna fecha especial o cumpleaños.  Es gratuito, preparado especialmente para nosotros por Jesús.  LA LIMPIEZA O EL PERDÓN DEL PECADO SE RECIBE SOLO DE CRISTO.

  • 9. ¿Por qué, entonces, la Ley es esencial para perfeccionar un carácter cristiano?

“Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque ésto es el todo del hombre” (Ecles.12:13).  “Por medio de la ley es el conocimiento del pecado (Rom.3:20).

Respuesta: Porque la pauta o norma total, el todo del hombre”, o sea, la suma del deber humano para una vida cristiana, está contenida en la Ley.  Como un niño de seis años que hizo su propia regla de medir, se midió a sí mismo y le dijo a su madre que el tenía 4 metros de altura, nuestras propias normas nunca son seguras.  Yo no puedo saber si soy un pecador a menos que me compare cuidadosamente con la norma perfecta: la Ley de Dios, que es un espejo espiritual.  Millones de personas que han echado demonios, han profetizado y han realizado muchos y maravillosos milagros en el nombre de Jesús se perderán (Mateo 7:21-23) porque no se molestaron en comparar su vida con el gran modelo o pauta de la Ley.

En ésto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos” (1Juan 2:3).

  • 10. ¿Qué es lo que capacita a un cristiano verdaderamente a convertido para seguir la norma de la Ley de Dios?

“Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré” (Heb.8:10).  “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filip.4:13).

Respuesta: Cristo no sólo perdona a los pecadores arrepentidos, sino que también restaura en ellos la imagen de Dios poniéndolos en armonía con su Ley por medio del poder de su presencia en su corazón.  No harás” se convierte entonces en una promesa de que el cristiano no robará, no mentirá, no matará, etc., porque Jesús vive dentro de él y lo domina. 

Dios no podía cambiar su Ley, pero hizo una bendita provisión por medio de Jesús para cambiar al pecador de manera que él pudiera estar  a tono con la Ley. Cuando Jesús vive en el corazón, el pasado oscuro y desagradable es reemplazado por su victoriosa presencia. La Ley sirve como un espejo que señala el pecado en nuestra vida.  Cuando los pecadores arrepentidos vienen a Jesús, El restaura en ellos la imagen de Dios y los trae a la armonía con su Ley a través del poder de su presencia dentro de ellos.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: