Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.14-LOS SEGUIDORES DE CRISTO están siendo probados ante el universo celestial; pero la frialdad de su celo y la debilidad de sus esfuerzos en el servicio de Dios……’ Category

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 14-

CONDICIONES QUE PREVALECEN EN EL PUEBLO DE DIOS-parte 5-

LA DEMORA ES FATAL

LOS hijos de Dios aguardan a que suceda algún cambio, y se apodere de ellos algún poder compelente. Pero sufrirán una desilusión, porque están equivocados. Deben actuar, deben echar mano del trabajo y clamar fervorosamente a Dios para obtener un conocimiento verdadero de sí mismos. Las escenas que se están desarrollando delante de nosotros son de suficiente magnitud como para hacernos despertar y grabar la verdad en el corazón de todos los que quieran escuchar.  La mies de la tierra está casi madura. (Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág.89)

Por otra parte, hay algunos que, en lugar de aprovechar sabiamente las oportunidades presentes, están esperando ociosamente que alguna ocasión especial aumente grandemente su capacidad de iluminar a otros.  Descuidan sus deberes y privilegios actuales y permiten que su luz se empañe a la espera de un tiempo futuro en el cual sin ningun esfuerzo de su parte, sean hechos los recipientes de bendiciones especiales que los transformen y capaciten para servir. (Los Hechos de los Apóstoles pág.44)

NO PRODUCTORES SINO CONSUMIDORES

LOS  profesos seguidores de Cristo están siendo probados ante el universo celestial; pero la frialdad de su celo y la debilidad de sus esfuerzos  en el servicio de Dios los señalan como infieles. Si lo que están haciendo fuera lo máximo que pueden hacer, no caería la condenación sobre ellos; pero si su corazón estuviera ocupado en la obra, podrian hacer mucho más.  Ellos saben, y el mundo también lo sabe, que han perdido en gran medida el espíritu de abnegación y sacrificio.  (Lecciones Prácticas del Gran Maestro, pág.279)

LA OBSERVANCIA DE LOS MANDAMIENTOS COMO MANTO PARA EL PECADO

EL mismo peligro existe hoy en día para los que profesan ser depositarios de la Ley de Dios.  Están demasiado listos para adularse a sí mismos, pensando que la consideración en la cual tienen a los mandamientos los preservará  del poder de la justicia divina.

Rehusan ser reprobados por el mal, y acusan a los siervos de Dios de ser demasiado celosos por eliminar el pecado.  Un Dios que odia  el pecado exige que aquellos que profesan guardar su Ley se aparten de toda iniquidad.  El dejar de arrepentirse y obedecer su Palabra traerá  serias consecuencias sobre el pueblo de Dios hoy en día, como lo hizo el mismo pecado sobre el Israel antiguo.  Hay un límite más allá del cual Dios no demorará sus juicios.  (Testimonies, tomo 4, págs. 166, 167)

MORALISTAS HUMANOS

MUCHOS de los que se llaman cristianos, son meros moralistas humanos.  Han rechazado el don que podia haberlos capacitado para honrar a Cristo representándolo ante el mundo. La obra del Espíritu Santo es para ellos una obra extraña. No son hacedores de la Palabra.  Los principios celestiales que distinguen  a los que son uno con Cristo de los que son uno con el mundo, ya casi no se pueden distinguir.  Los profesos seguidores de Cristo no son más un pueblo peculiar.  La línea de demarcación es borrosa.  El pueblo está subordinado al mundo, a sus prácticas, a sus costumbres, a su egoísmo. El pueblo de Dios ha vuelto al mundo en su transgresión de la Ley, diariamente se está convirtiendo al mundo.

INCAPACES DE DAR RAZON INTELIGENTE DE LA FE

-Continúa en parte 15-

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: