Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.05-EL SISTEMA DE FILTRACION- Dentro de las cápsulas de los riñones hay casi 220 kilómetros de finísimos tubos. Cada riñón tiene más de un millón de…’ Category

        BUENA SALUD-conocimientos que le otorgarán una herramienta práctica y positiva para el resto de su vida-parte 5-

NUESTRO CUERPO MARAVILLOSO

 

EL SISTEMA DE FILTRACION

Dentro de las cápsulas de los riñones hay casi 220 kilómetros (140 millas) de finísimos tubos. Cada riñón tiene más de un millón de estos pequeños tubos, que miden alrededor de 3 milímetros de largo cada uno.

Al comienzo del tubo hay un diminuto filtro consistente en un ovillo de vasos.  Su función es filtrar la mayor parte de las sustancias disueltas en la sangre. Los riñones filtran cada día no menos de 10 veces el peso total del cuerpo.

Las paredes de los tubos renales están formadas por células especializadas en recuperar las sustancias químicas vitales para evitar que se pierdan.  Toda sustancia innecesaria es rechazada y eliminada.

Pero las útiles son reabsorbidas por los tubos y devueltas a la sangre.  Los materiales indeseables son finalmente eliminados por la orina.

De los 120 litros de líquido filtrado cada día, sólo uno se elimina, mientras que los otros 119 son reabsorbidos. Nuestros riñones han sido especialmente diseñados para evitar que la sangre se cargue con sustancias tóxicas, y de este modo mantienen el equilibrio químico del cuerpo.

La  vida del cuerpo depende de la salud y la vitalidad de todas sus células.  A su vez, cada célula depende para su nutrición de los líquidos orgánicos que la irrigan.  Si las células son irrigadas por una corriente vivificante, se mantienen vigorosas y sanas.

Pero si la corriente está contaminada, las células se enferman y corren el riesgo de morir.  Muchas cosas pueden contaminar la corriente vital, tales como los malos hábitos en el comer, el beber y el trabajar, ¡y aún el mal carácter!

Los gérmenes patógenos son también la causa potencial de enfermedad, pero no podrán destruir el cuerpo si nos mantenemos sanos y fuertes.

Todo depende de cómo decidamos vivir.  En muchos casos de enfermedad, la culpa es enteramente nuestra.

LA CLAVE DE LA SALUD

Cuando los ingenieros comenzaron por primera vez a construir el Canal de Panamá, no se preocuparon por limpiar la jungla de mosquitos y otras plagas.  No comprendían los graves peligros que éstos constituían.

Como resultado, muchos de sus obreros más capaces perdieron la vida, simplemente porque no se había hecho provisión adecuada para su salud y seguridad.

Los sombríos pantanos de la jungla albergaban agentes causantes de enfermedad y muerte, y el gran proyecto tuvo que ser abandonado por años, hasta que toda la zona fue limpiada y saneada.

Solamente entonces el maravilloso proyecto de un canal que uniera los dos océanos pudo ser completado. Pero aún hoy los ingenieros deben vigilar constantemente la selva para que el canal no se infecte de nuevo con esos mismos agentes de enfermedades.

La corriente de la vida en nuestro cuerpo debe ser mantenida pura y libre de los elementos que la contaminarían. Esa corriente interior puede ser un río de vida, salud y energía, o puede transformarse en un turbio pantano de enfermedad y muerte. Eso depende de nosotros.

Podemos purificar esa corriente y mantenerla realmente como un río vivificante, si seguimos un programa sabio y prudente para nuestra vida.  Tal programa incluye abundante aire fresco, buena alimentación, agua pura, descanso, ejercicio y la luz del sol.

Todos estos elementos son absolutamente indispensables para una vida sana, y si los empleamos con inteligencia nos ayudarán a vencer la enfermedad, a la vez nos capacitarán para prevenirla.

SALUD Y BELLEZA

Continúa en parte 6

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: