Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.18-El corazón sufre en forma especial,pues por cada libra de tejido adiposo de más que una persona tenga, significa 300 kilómetros más de…’ Category

ALIMENTACION PARA EL PUEBLO DE DIOS –DIOS SIEMPRE NOS PROVEE-parte 18-

LAS GRASAS-parte 3-

4. Problemas digestivos: El exceso de grasas altera el buen tono del sistema digestivo por el recargo de trabajo que le impone.  Puede producir llenura, irritación, dispepsia y diarrea.  Cuando los alimentos ricos en almidones se comen fritos, la grasa tiene la propiedad de cubrir los gránulos de almidón, e impide que al masticarlos, sean atacados por la saliva.

Al llegar este almidón al estómago tampoco puede ser atacado por el jugo gástrico, por lo que la digestión se recarga y tarda.  Muchas personas creen que los alimentos fritos, o empapados en grasa son muy nutritivos, pues se sienten llenos por muchas horas después de comerlos. Lo que en realidad sucede es que causan indigestion.

Al dificultar la digestión se favorecen las enfermedades intestinales y puede presentarse colitis, y otras perturbaciones digestivas.  Solamente después que la bilis interviene en la digestión de las grasas en el intestino delgado, se puede efectuar la digestión de estos almidones.  Pero ya no se realiza bien, pues la saliva no puede trabajar bien en un medio ácido.  Así la comida cargada de aceite o grasa llega a ser una carga en vez de ser un nutriente.

Cuando las grasas elevan su temperatura, al freír o cocinar con ellas, forman ácidos irritantes para los órganos digestivos.  Estos ácidos entorpecen más la digestión.  A toda persona con problemas del sistema digestivo, se le recomienda no comer alimentos fritos o grasosos, y a los que quieren prevenir enfermedades digestivas, se les da el mismo consejo.

5. Problemas en los riñones, hígado, corazón y otros órganos: El exceso de grasa se deposita cubriendo estos órganos y dificultando su trabajo.  El corazón sufre en forma especial, pues por cada libra de tejido adiposo (grasa) que una persona tenga, por encima de su peso que normalmente deba tener, significa 300 kilómetros más de vasos sanguíneos para irrigar.  Así tiene que trabajar más fuertemente, apretado por la grasa que lo rodea y con menos alimento por la obstrucción de las arterias.  No es raro entonces que el corazón de los obesos falle tan a menudo.

Las grasas contribuyen a la disminución de la resistencia de los glóbulos blancos, para hacer frente a las infecciones.  La grasa también disminuye la resistencia a enfermedades como el cáncer. En animales de experimentación se ha observado que las dietas ricas en grasa tienen un efecto estimulante en el crecimiento de cierto tipo de tumores.

6. Problemas circulatorios: Se ha encontrado que toda clase de grasa, saturada o insaturada (mantecas o aceites) hace que los glóbulos rojos se peguen unos a otros dificultando su paso por los capilares.  Esto unido a los depósitos de colesterol que la grasa provoca en las arterias, y al tremendo esfuerzo que exige al corazón, es un verdadero desastre para el sistema circulatorio.

LA LECITINA

El consumo libre de lecitina, puede elevar el nivel total de grasas en la sangre. Es mucho mejor consumir los productos a partir de los cuales se refina la lecitina.  Hoy en día la lecitina se usa para solución de toda clase de enfermedades, especialmente para las cardiovasculares.  El uso frecuente y libre de lecitina como suplemento dietético o en  tratamientos, no se justifican y puede ser muy peligroso.  Al igual que otras grasas puede ser un factor de riesgo de arteriosclerosis.

Continúa parte 19

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: