Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘mirad’

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

LA MUERTE Y RESURRECCIÓN-¿Que habría pasado si Cristo no hubiese resucitado?- ¿Resurrección de vida Y de condenación?-parte 8-

LA RESURRECCIÓN DE CRISTO. (continuación)   La resurrección de los muertos justos a la inmortalidad está íntimamente relacionada con la resurrección de Cristo, porque es el Cristo resucitado el que finalmente levantará a los muertos (Juan 5:28, 29).

SU IMPORTANCIA.  ¿Que habría pasado si Cristo no hubiese resucitado? Pablo abrevia las consecuencias:

  • 1-No habría razón para predicar el Evangelio: “Si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación” (1Cor. 15:14). 
  • 2-No habría perdón por nuestros pecados: “Si Cristo no resucitó….aún estáis en vuestros pecados” (vers. 17). 
  • 3-No tendría ningún propósito creer en Jesús: “Si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana” (vers. 17). 
  • 4-No habría una resurrección general de los muertos: “Pero si se predica de  Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? (vers. 12)
  • 5-No habría esperanza  más allá de la tumba: “Si Cristo no resucitó….entonces, también los que durmieron en Cristo perecieron”  (vers. 17, 18).

UNA RESURRECCIÓN CORPORAL.  El Cristo que salió de la tumba era el mismo Jesús que vivió aquí en carne y hueso.  Ahora tiene un cuerpo glorificado, pero todavía es un cuerpo tangible.  Era tan real que algunos ni siquiera notaron la diferencia (Luc.24: 13-27;  Juan 20: 14-18).

HABLANDO A LOS DISCÍPULOS DIJO: “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo” (Luc.24:39). Para probar la realidad física de su resurrección, también comió ante ellos (vers. 43).

SU IMPACTO.  La resurrección tuvo un impacto electrizante en los discípulos  de Cristo.  Transformó a ese grupo de hombres débiles y atemorizados en apóstoles valientes dispuestos a hacer cualquier cosa por su Señor  (Fil.3:10, 11;  Hech.4:33).  La misión que cumplieron como resultado de ésto estremeció al Imperio Romano y trastornó al mundo entero (Hech.17:6).

Fue la certeza de la resurrección de Cristo lo que trajo interés y poder en la predicación del Evangelio (véase Fil 3:10, 11).

LAS DOS RESURRECCIONES.  Cristo enseñó que hay dos resurrecciones generales: una “resurrección de vida” para los justos y una “resurrección de condenación” para los injustos (Juan 5: 28, 29;  Hech.24:15).Los mil años separan estas resurrecciones (Apoc.20: 4, 5).

Continua parte 9   

Read Full Post »

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

MINISTERIO DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL-…Este llamado amonesta al mundo en cuánto a que el juicio de Dios está realizándose ahora. “Velad y orad, porque no sabéis cuando será el tiempo”(Mar. 13:33).-onceava parte-

TIEMPO  DE  ALISTARSE

Dios se propone que estas buenas nuevas relativas al fin del ministerio de salvación de Cristo, vayan a todo el mundo antes de su regreso.  El centro de este mensaje es el EVANGELIO eterno, el cuál debe ser proclamado con un sentido de urgencia por cuánto la hora de su juicio ha llegado”  (Apoc.14:7).  Este llamado amonesta al mundo en cuánto a que el juicio de Dios está realizándose ahora.

Hoy vivimos en el gran día antitípico de la expiación.  Así como se requería que los israelitas afligieran sus almas en ese día (Lev.23:27), del mismo modo Dios llama a su pueblo a experimentar un arrepentimiento de corazón.  Todos los que desean retener sus nombres en el Libro de la Vida deben arreglar sus cuentas con Dios y con sus semejantes durante este tiempo en que se lleva a cabo el juicio de Dios  (Apoc.14:7).

La obra de Cristo como Sumo Sacerdote se acerca a su fin.  Los años del tiempo de gracia para los seres humanos pasan con rapidez.  Nadie sabe exactamente cuando la voz de Dios proclamará Consumado es”. “Mirad–advirtió el Señor–, velad y orad, porque no sabéis cuando será el tiempo”  (Mar. 13:33).

Si bien es cierto que vivimos en el período pavoroso del día antitípico de la expiación, no necesitamos temer.  Jesucristo, en su doble capacidad de Sacrificio y Sacerdote, ministra a favor nuestro en el Santuario Celestial.  Por tanto, teniendo un gran SUMO SACERDOTE que traspasó los cielos JESUS, EL HIJO DE DIOS, retengamos nuestra profesión.  Porque no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia, para el oportuno socorro”  (Heb.4:14-16).

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: