Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘justificacion’

DOCTRINA DE LA SALVACIÓN

LA EXPERIENCIA DE LA SALVACION– ¿del griego dikaioma,dikaiosis,hagiasmos, del hebreo qadash? -segunda parte-

LA MOTIVACIÓN DEL ARREPENTIMIENTO. “Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo” (Juan 12:32). Nuestro corazón se reblandece y subyuga cuando nos damos cuenta de que la muerte de Cristo nos justifica y nos libra de la pena de muerte. Imaginemos los sentimientos de un prisionero que espera su ejecución, al ver que se le entrega un documento en el cuál se lo perdona.

Nada puede conmover las profundidades del alma al punto que puede lograrlo la comprensión del amor perdonador de Cristo. Cuando los pecadores contemplan este amor divino, el cuál se exhibió en la cruz, reciben la más poderosa motivación al arrepentimiento que existe. Esta es la bondad de Dios que nos guía al arrepentimiento (Rom.2:4).

LA JUSTIFICACIÓN. Por medio de la fe en Jesús, el corazón se llena de su Espíritu. Por medio de esa misma fe, que es un don de la gracia de Dios (Rom.12:3; Efe. 2:8), los pecadores arrepentidos reciben la justificación (Rom.3:28). El término “justificación” es una traducción del griego dikaioma que significa “requisito recto, acta”, “reglamentación”, “sentencia judicial”, “acto de justicia”, y dikaiosis que significa “justificación”, “vindicación”, “absolución”. El verbo “dikaioo”, que está relacionado, y que significa “ser pronunciado recto y tratado como tal”, “ser absuelto”, ser justificado”, “recibir la libertad”, “ser hecho puro”, “justificar”, “vindicar”, “hacer justicia”, provee comprensión adicional del significado del término.

El término justificación, en su uso teológico es “el acto divino por el cuál Dios declara justo a un pecador penitente, o lo considera justo .La justificación es lo opuesto de la condenación” (Rom.5:16). La base de esta justificación no es nuestra obediencia sino la de Cristo, por cuánto “por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida………por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos” (Rom.5: 18, 19). El Salvador concede esta obediencia a los creyentes que son “justificados gratuitamente por su gracia” (Rom.3:24) “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia”

LA EXPERIENCIA DE LA JUSTIFICACIÓN. Por medio de la justificación por fe en Cristo, su justicia nos es imputada. Como pecadores arrepentidos, experimentamos un perdón pleno, completo. ¡Estamos reconciliados con Dios! En el proceso de la justificación, los pecados que han sido confesados y perdonados se transfieren al puro y santo Hijo de Dios, el Cordero portador del pecado.

LOS RESULTADOS. ¿Cuáles son los resultados del arrepentimiento y la justificación?

LA SANTIFICACIÓN. La palabra “santificación” es una traducción del griego hagiasmos, que significa “santidad”, “consagración”, “santificación”, derivado de hagiazo, “hacer santo”, “consagrar”, “santificar”, “colocar aparte”. El equivalente a hebreo es qadash, “apartar del uso común”.

El verdadero arrepentimiento y justificación conducen a la santificación. La justificación es lo que Dios hace por nosotros, mientras que la santificación es lo que Dios hace en nosotros. Ni la justificación ni la santificación son el resultado de obras meritorias. Ambas se deben a la gracia y justicia de Cristo.

“LA JUSTICIA POR LA CUÁL SOMOS JUSTIFICADOS ES IMPUTADA; LA JUSTICIA POR LA CUÁL SOMOS SANTIFICADOS ES IMPARTIDA. LA PRIMERA ES NUESTRO TÍTULO AL CIELO; LA SEGUNDA ES NUESTRA IDONEIDAD PARA EL CIELO”.

    

Read Full Post »

APOCALIPSIS- SEMINARIO DE REVELACIONES-¡Estudio Bíblico Espectacular!–lección24-parte 1-

VICTORIA MEDIANTE CRISTO

 

 

Estudiaremos nuestra lección final.

Hemos recibido maravillosas visiones nuevas de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.  Y cuán admirable es que se nos recuerde que Dios el Padre también nos ama más de lo que las palabras pueden expresar.

En  el Apocalipsis Jesús nuestro amante Salvador, como una especial manifestación de su bondad y misericordia, nos ha ayudado a obtener la información que necesitamos para estos días finales. Nuestra única esperanza es obedecer su consejo y aceptar su oferta de ayuda.  Jesús lo declaró claramente. “¡He aquí yo vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro” (APOC.22:7). Otra versión traduce así el versículo 7 “Bienaventurado el que lee las palabras de esta profecía, y benditos los que leen y prestan sincera atención a lo que está escrito en ella, porque el tiempo está cerca”

En esta sesión al final del seminario estudiaremos la “Justificación por la Fe”.  La justicia solamente se consigue por la fe en Jesús. No hay otra fuente de justicia y no hay otro tema en la Biblia tan atractivo.

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA SALVACION

JUSTIFICACIONLa reconciliación se hace efectiva sólo cuando se acepta el perdón. El hijo pródigo fue reconciliado con su padre cuando aceptó su amor y su perdón.

“Los que aceptan por fe que Dios ha reconciliado al mundo a sí mismo en Cristo, y se someten a El, recibirán de Dios el  don invalorable de la Justificación con su fruto inmediato de paz con Dios”. (Rom.5:1)  Los creyentes justificados ya no son el objeto de la ira de Dios; por el contrario, se han convertido en los objetos del favor divino. Teniendo acceso sin restricciones al trono de Dios por medio de Cristo, reciben el poder del Espíritu Santo para quebrantar las barreras o muros divisorios de hostilidad entre los hombres, simbolizados por la hostilidad que existe entre los judíos y los gentiles.  (Efe. 2:14-16)”.

LA SALVACION POR OBRAS. El ministerio divino de reconciliación revela los esfuerzos humanos por obtener la salvación por obras a través de las obras de la Ley. La comprensión de la gracia divina lleva a nuestra aceptación de la justicia disponible para nosotros por fe en Cristo. La gratitud de los que han experimentado el perdón  hace que la obediencia sea un gozo; las obras, entonces, no son la base de la salvación, sino su fruto.

UNA NUEVA RELACIÓN CON DIOS.   El hecho de experimentar la gracia de Dios, que nos ofrece como un don gratuito la vida perfecta de obediencia de Cristo, así como su justicia y su muerte expiatoria, nos lleva a establecer una relación más profunda con Dios. Surgen la gratitud, la alabanza y el gozo, la obediencia, el estudio de la Palabra, y la mente llega a ser la morada del Espíritu Santo. Se establece así una relación entre Dios y el pecador arrepentido.  Es un compañerismo basado en el amor y la admiración, antes que en el temor y la obligación moral (Juan 15: 1-10).

El poder del mismo Espíritu Santo que operaba en Cristo cuando se levantó de los muertos, transformará nuestras vidas.

MOTIVACION PARA EL SERVICIO MISIONERO. El amor asombroso que se revela en el ministerio divino de reconciliación por medio de Jesucristo, nos impulsa a compartir el Evangelio con los demás. Extenderemos a nuestro prójimo la invitación del Evangelio “Reconciliaos con Dios. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en El” (2 Cor.5: 20, 21)

REFERENCIAS

Los seres humanos sufren las consecuencias del pecado de Adán. Pero si bien es cierto que han heredado una tendencia hacia el pecado, no por eso han heredado el pecado o la culpa de Adán.

“Entre los paganos, se consideraba que la propiciación era una actividad por la cuál el adorador lograba por sí mismo proveer lo que indujese un cambio de actitud en la Deidad. Simplemente, le ofrecía soborno a su Dios para que le fuera favorable. EN LAS ESCRITURAS, SE PRESENTA LA EXPIACIÓN –PROPICIACIÓN COMO ALGO QUE SURGE DEL AMOR DE DIOS”

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: