Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘espíritu de profecía’

SIGUIENDO A JESÚS –LECCIONES PARA MENORES-parte 13-

MANTENIENDO LA MENTE EN JESÚS Y NO EN MI

PENSAMIENTO TEMA: Deseo que el Espíritu Santo mantenga mi corazón libre de los adornos exteriores, no quiero llamar la atención hacia mí, sino hacia Dios.

“¿Cómo es que tú no usas joyas, Cristina? le dijo Rosa. “Yo he notado que no usas pintura en tu rostro o anillos como mis amigas”. “Es porque nos vemos mejor sin joyas ni pintura” Contestó Cristina.  Jesús no quiere que cubramos o escondamos la forma como El nos hizo.  Dios dijo que El nos haría ver verdaderamente felices, saludables y con paz, para que cuando los demás nos vieran, desearan conocer a Jesús y ser iguales a nosotros.  También te darás cuenta que las muchachas más bonitas no usan casi pinturas en sus rostros.

1 TIMOTEO 2:9: “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa…………, con………… y…………; no con peinados ostentosos, ni…………, ni…………, ni vestidos…………”.

1 PEDRO 3:3-4:  “Vuestro atavió no sea el………… de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu………… y………… que es de grande estima delante de Dios”.

 El peligro de adornos excesivos y vestidos se basa en el hecho que llegamos a pensar que nos vemos tan bonitos y elegantes con ellos, que podríamos desarrollar corazones orgullosos.  Cuando somos orgullosos, no sentimos necesidad de Dios.  La Biblia dice, que muchas personas no estarán listas cuando venga Jesús por tener corazones orgullosos. Debemos orar para que Dios mantenga nuestros corazones libres de orgullo.

DOS FORMAS DIFERENTES POR LAS CUALES DIOS ME HABLA

PENSAMIENTO TEMA: Estoy gozoso que Dios nos ha dado escritos inspirados, no para tomar el lugar de la Biblia sino para acercarme a ésta.  Me siento contento por la forma como estos escritos explican en lenguaje modernos los principios de la Biblia. Me hace feliz la forma como Dios muestra su amor hacia mí a través del hermoso servicio de comunión y el rito de humildad.

EL ESPÍRITU DE PROFECÍA

Un hombre de la ciudad que venía de vacaciones se registró en un hotel en la montaña cerca de un lago.  Era tan agradable estar en el bosque que dijo para sí, “creo que voy a dar una caminata antes de la comida”. Salió del hotel y caminó alrededor del lago.  Después de dos horas de caminata se dio cuenta que el sol se empezaba a ocultar, así que dio vuelta y comenzó a regresar al hotel. Tratando de acortar el camino perdió el que llevaba.  Se sintió tan desorientado que no sabía en qué dirección se encontraba el lago. 

Estaba completamente perdido cuando llegó la noche. ¿Qué podía hacer? El pensó. “Quizás si subo a un árbol pueda ver las luces del hotel”.  Empezaba a sentir temor cuando vio una pequeña lucecita de alguien que caminaba por el sendero.  Corrió tanto como pudo en la obscuridad hacia la luz que se movía.  Era un cazador que regresaba a su casa después de un día ocupado en el bosque. 

El hombre perdido se sintió feliz al saber que el cazador pasaría por el hotel y estaba contento de poder ayudarle a llegar allí. “Solamente siguiendo la pequeña luz que yo tengo” dijo el cazador “te guiará a la luz potente del hotel”. El viajero hizo ésto.  Aunque se quedaba un poquito detrás del cazador, mantuvo su vista en la luz de la pequeña linterna, pronto llegaron a una subida y allí al lado del lago se veían las luces brillantes del hotel.

APOCALIPSIS 19:10 habla acerca del Espíritu de Profecía.  Esto quiere decir que el Espíritu Santo ha hablado a ciertas personas a través de las edades para que escriban sugerencias y caminos que podamos seguir para entender mejor el Evangelio.  Moisés, Isaías, y Mateo fueron guiados de una forma especial.  Elena White fue otra persona a la cual Dios le habló en forma especial. 

Llamamos sus escritos Espíritu de Profecía.  La razón por la cual muchas personas aprecian y creen en sus escritos es porque donde quieras que leas en ellos te guían hacia la Biblia y te ayudan a entenderla claramente.  Es como la historia del viajero perdido y el cazador. Sus escritos son como la pequeña luz que siempre te guía a la luz mayor la cual es la Biblia.

Dios dijo que nos hablaría por medio de personas como Elena White, especialmente cuando nos acerquemos al tiempo cuando Jesús ha de venir.

JOEL 2:28: “Y después de ésto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y…………. vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán………… y vuestros jóvenes verán…………”.

LOS SÍMBOLOS DEL AMOR DE DIOS

-Continúa en parte 14-

Te invito a buscar en este blog donde encontrarás escritos de Elena White que hablan de Jesus, de los ángeles, del Santuario que está en el cielo donde  Jesús se encuentra ahora, de salud y mucho más.

 

 

Read Full Post »

DOCTRINA DE LA IGLESIA VERDADERA

CARACTERISTICAS DEL REMANENTE

  • 1LA FE DE JESUS. El pueblo remanente de Dios se caracteriza por una fe similar a la que poseía Jesús.  Reflejan la misma confianza inquebrantable que tenía el Salvador en Dios y la autoridad de la Escritura.  Creen que Jesucristo es el Mesías de la profecía, el Hijo de Dios, que vino como el Salvador del mundo. Su fe abarca todas las verdades de la Biblia, las que Cristo creyó y enseñó. El remanente de Dios, proclamará el Evangelio eterno de salvación por fe en Cristo. Estarán empeñados en una misión mundial destinada a completar el testimonio divino ante la humanidad (Apoc.14:6, 7;  10:11;  Mat.24:14).
  • 2-LOS MANDAMIENTOS DE DIOS. La fe genuina en Jesús compromete al remanente a seguir su ejemplo El que dice que permanece en El, debe andar como El anduvo” (1 Juan 2:6). Por cuanto Jesús guardó los mandamientos de su Padre, ellos también obedecen los mandamientos de Dios (Juan 15:10).Jesús dijo: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos” (Mat.7:21).  Gracias al poder que Cristo les concede, obedecen los requerimientos divinos, incluyendo los Diez Mandamientos, la invariable ley moral de Dios (Exo.20: 1-7;  Mat.5-17-19;  19:17; Fil.4:13).
  • 3-EL TESTIMONIO DE JESUS. Juan defineel testimonio de Jesús comoel espíritu de profecía” (Apoc.19:10). El remanente estará guiado por el testimonio de Jesús comunicado por medio del don de profecía. Este don del Espíritu habría de funcionar continuamente a través de toda la historia de la iglesia,hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios,  a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efe. 4:13). Esta conducción profética hace  que  el remanente  sea un pueblo profético que proclama un mensaje profético. Comprenden la profecía y la enseñan. La revelación de la verdad que llega al conocimiento del remanente, les ayuda a cumplir su importante misión de preparar al mundo para el retorno de Cristo.

EL SURGIMIENTO DEL REMANENTE DE LOS ÚLTIMOS DÍAS.  La Biblia indica que el remanente aparece en la escena mundial después del tiempo de la gran persecución (Apoc.12: 14-17). Los acontecimientos de la Revolución Francesa, que llevaron a la cautividad del papa en 1798, al fin del período de los 1260 años, y el cumplimiento de las tres señales cósmicas-en las cuales la tierra, el sol, la luna y las estrellas testificaron acerca de la proximidad del retorno de Cristo-, condujeron a un reavivamiento en el estudio de la profecía. Por todo el mundo muchos cristianos reconocieron que había llegado el tiempo del fin. (Daniel 12:4). El cumplimiento de las profecías bíblicas produjo un poderoso movimiento centrado en la esperanza del Segundo Advenimiento.

Mientras más estudiaban la Biblia, los creyentes se sentían más convencidos de que Dios estaba llamando a  un remanente para que continuase la Reforma de la iglesia cristiana que se había detenido. Con gratitud y  humildad aceptaron la misión, comprendiendo que la comisión de Dios no les había sido dada a causa de alguna superioridad inherente, que únicamente por medio del poder y la misericordia de Cristo podrían esperar tener éxito, y que esta misión, constituiría una experiencia purificadora profundamente espiritual, que los uniría para formar el remanente de Dios.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: