Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.10-El mundo entero es culpable ante Dios por transgredir su Ley. El día de la venganza de Dios vendrá,el día del furor de su ira.¿Hallará excusa el que se unió a la multitud en desobediencia?’ Category

FE Y OBRAS–parte 10-

“SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS”(Heb.11:6)-“LA FE SIN OBRAS ES MUERTA” (Sant.2:20)

LA NORMA DE LA VERDADERA SANTIFICACIÓN

CONDENADOS POR LA LUZ QUE RECHAZAN

El mundo entero es culpable ante de la vista de Dios por transgredir su Ley.  El hecho de que la gran mayoría continuará transgrediéndola, y permanecerá así en enemistad con Dios, no es razón para que algunos no se confiesen culpables y se vuelvan obedientes. Para un observador superficial, personas que son naturalmente amables, educadas y refinadas pueden parecer que llevan una vida perfecta. “El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón” (1 Sam.16:7).

A menos que las verdades vivificantes de la Palabra de Dios, cuando se presentan a la conciencia, sean aceptadas de manera inteligente y entonces cumplidas fielmente en la vida, ningún hombre podrá ver el reino de los cielos.  Para algunos, estas verdades son atractivas por su carácter novedoso, pero no la aceptan como la Palabra de Dios.  Los que no reciben la luz cuando les es presentada, serán condenados por ella.

Hay almas insatisfechas, con hambre y sed de salvación.  De día y noche la carga de sus corazones es: ¿Qué debo hacer para ser salvo? Escuchan anhelosamente discursos populares, con la esperanza de aprender como  pueden ser justificados delante de Dios.  Pero demasiado a menudo sólo oyen una oratoria complaciente, una declamación elocuente. 

Hay corazones tristes y chasqueados. El ministro dice a sus oyentes que no se puede guardar la Ley de Dios. “No es obligatoria para el  hombre de nuestros días –afirma-.  Deben creer en Cristo; El los salvar, solamente crean”.  Así le enseña a hacer de los sentimientos su criterio, y no les proporciona una fe inteligente.  Ese ministro puede profesar que es muy sincero, pero está procurando tranquilizar la conciencia turbada con una falsa esperanza.

VENENO ESPIRITUAL DISIMULADO

Muchos son inducidos a pensar que se hallan en el camino al cielo porque profesan creer en Cristo, mientras rechazan la Ley de Dios. Pero al final descubrirán que estaban en el camino que conduce a la perdición y no al cielo.  El veneno espiritual es disimulado por medio de la doctrina de la santificación, y suministrado a la gente. 

Millares lo tragan anhelosamente, sintiendo que si tan sólo son honestos en su creencia han de estar a salvo.  Pero la sinceridad no convertirá el error en verdad.  Un hombre puede tragar veneno pensando que es alimento, pero su sinceridad no lo salvará de los efectos de la dosis.

Dios nos ha dado su Palabra para que sea nuestra guía.  Cristo dijoEscudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mi” (Juan 5:39). EL oró por sus discípulos “Santifícalos en tu verdad; tu Palabra es verdad” (Juan 17:17).

Pablo dice: Yo ciertamente había creído mi deber hacer muchas cosas contra el nombre de Jesús de Nazaret”  (Hechos 26:9). Pero esta creencia no hizo que ese proceder fuera correcto.  Cuando Pablo recibió el Evangelio de Jesucristo, ese Evangelio lo convirtió en una nueva criatura.  Fue transformado; la verdad plantada en su alma le dio tal fe y coraje como seguidor de Cristo que ninguna oposición pudo moverlo, ningún sufrimiento acobardarlo.

Los hombres pueden elaborar cualquier excusa que les plazca para rechazar la Ley de Dios; pero ninguna excusa será aceptada en el día del juicio.  Los que contienden con Dios y endurecen sus almas culpables en la transgresión, muy pronto deberán enfrentar al Gran Legislador en relación con su Ley quebrantada.

El día de la venganza de Dios vendrá –el día del furor de su ira. ¿Quién soportará el día de su venida?  Los hombres han endurecido sus corazones contra el Espíritu de Dios, pero las flechas de su ira penetrarán donde los dardos de la convicción no pudieron.  Antes de mucho Dios se levantará para ocuparse del pecador.  ¿Hallará excusa el que se unió a la multitud en la senda de la desobediencia?   (Elena White)

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: