Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘2.07-EL SABADO-¿Cómo surgió la observancia del domingo?-séptima parte-’ Category

DOCTRINA DE LA VIDA CRISTIANA

INTENTOS DE CAMBIAR EL DÍA DE ADORACIÓN. Por cuánto el sábado juega un papel vital en la adoración a Dios como Creador y Redentor, no debe sorprendernos el que Satanás haya montado una ofensiva total para derribar esta sagrada institución.

En ningún lugar autoriza la Biblia a realizar un cambio del día de culto que Dios creó en el Edén y confirmó en el Sinaí. Otros cristianos han reconocido ésto, a pesar de ser ellos mismos guardadores del domingo.  El cardenal católico James Gibbons escribió en cierta ocasión: “Podéis leer la Biblia desde el Génesis al Apocalipsis y no encontraréis ni una sola línea que prescriba la santificación del domingo.  Las Escrituras hablan de la observancia religiosa de sábado, día que no santificamos”.

Si no hay evidencia bíblica de que Cristo o sus discípulos cambiaron el día de reposo, despojando al séptimo día de su carácter sagrado, entonces  ¿Cómo es que tantos cristianos han llegado a aceptar el domingo en su lugar?

CÓMO SURGIÓ LA OBSERVANCIA DEL DOMINGO. El cambio del sábado al domingo vino gradualmente. La Iglesia Romana, compuesta mayormente de creyentes gentiles (Rom.11:13), estuvo a la cabeza de la tendencia hacia el culto en domingo.  En Roma, la capital del imperio, surgieron fuertes sentimientos anti-judíos, los cuáles se fortalecieron a medida que pasaba el tiempo.  En reacción a esos sentimientos, los cristianos que vivían en esa ciudad procuraron distinguirse de los judíos.  Abandonaron ciertas prácticas comunes a ambos grupos, e iniciaron una tendencia a separarse de la veneración del sábado, moviéndose hacia la observancia exclusiva del domingo.

Antes del segundo siglo, no hay evidencia de que los cristianos celebraran reuniones semanales de culto en domingo, pero para la mitad de ese siglo, algunos cristianos estaban observando voluntariamente el domingo como un día de culto pero no de reposo.  Desde el siglo segundo hasta el quinto, y mientras el domingo continuaba adquiriendo influencia, los cristianos siguieron observando el séptimo día sábado casi en todos los lugares del Imperio Romano.

Sócrates escribió “Casi todas las iglesias de todo el mundo celebran los sagrados misterios en el sábado de cada semana, y sin embargo los cristianos de Alejandría y de Roma, por alguna antigua tradición, han cesado de hacer esto”.

En los siglos cuarto y quinto, muchos cristianos adoraban tanto en el sábado como en el domingo. Sozomen, otro historiador de ese período, escribió:   “La gente de Constantinopla, y de casi todas partes, se reúnen el sábado, así como en el primer día de la semana; esta costumbre nunca se observa en Roma o Alejandría”  Estas referencias demuestran el papel principal que le cupo a Roma en el abandono de la observancia del sábado. Los que paulatinamente se alejaron del séptimo día escogieron el domingo y no otro día de la semana.

Una razón primordial es que Cristo resucitó en domingo; de hecho, se afirmaba que el Salvador  había autorizado la práctica de adorar en ese día. Pero aunque parezca extraño, ningún escritor de los siglos tercero y cuarto jamás citó un solo versículo bíblico como autoridad para justificar la observancia del domingo en lugar del sábado. Ninguno que viviese cerca del tiempo cuando Jesús vivió, sabía que existiese ninguna instrucción tal de Jesús o de ninguna parte de la Biblia.

La popularidad e influencia que le confería al domingo la adoración al sol de los romanos paganos, sin duda contribuyó a su creciente aceptación como día de culto.  La adoración al sol desempeñaba un papel importante por todo el mundo antiguo.  Era “uno de los componentes más antiguos de la religión romana” Debido a los cultos orientales dedicados al sol “desde la primera parte del siglo segundo de nuestra era, el culto al Sol Invictus era dominante en Roma  y en otras partes del Imperio”.

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: