Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.23-RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL PARA OBEDECER LA LEY- DIOS nos pide que lo sirvamos por principio, que lo escojamos por nosotros mismos.’ Category

 

MEDITACIONES-REFLEJEMOS A JESUS –parte 23-

RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL PARA OBEDECER LA LEY

“…Todos tus mandamientos son justicia”. (Salmo 119:172)

El Espíritu de Dios nos guiará en la senda de los mandamientos; porque la promesa es que “…cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad…” (Juan 16:13). Debiéramos probar los espíritus con la norma de la Palabra de Dios, porque hay muchos espíritus en el mundo. “¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido” (Isaías 8:20).

Dios requiere de cada uno de nosotros una responsabilidad individual, y nos pide que lo sirvamos por principio, que lo escojamos por nosotros mismos.

Dios no considera livianamente la transgresión de su Ley. “…la paga de pecado es muerte…” (Romanos 6:23). Las consecuencias de la desobediencia prueban que la naturaleza del pecado está en enemistad con el bienestar del gobierno de Dios y el bien de sus criaturas. “Dios es un Dios celoso que visita los pecados de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que le aborrecen”. Los resultados de la transgresión siguen a aquellos que persisten en hacer el mal; “pero muestra misericordia sobre millares de los que le aman y guardan sus mandamientos”. Los que se arrepienten y vuelven a su servicio encuentran el favor del Señor; y El perdona todas sus iniquidades y sana todas sus dolencias.

En asuntos terrenales, el siervo que busca más cuidadosamente cumplir los requerimientos de su trabajo y cumplir la voluntad de su Señor, es el más altamente apreciado. Un caballero deseaba cierta vez emplear a un cochero de confianza. Varios hombres acudieron en respuesta a su pedido. A cada uno le preguntó cuán cerca podía pasar del borde de cierto precipicio sin volcar el carruaje. Uno tras otro respondieron que podían acercarse hasta una distancia muy peligrosa; pero por fin uno contestó que se mantendría tan lejos como fuera posible de una empresa tan peligrosa. Este fue empleado para cubrir el cargo.

¿Debiera un hombre apreciar más a un buen siervo de lo que puede hacerlo nuestro Padre celestial? Nuestra preocupación no debiera ser cuán lejos podemos apartarnos de los mandamientos de Dios, y presumir de la misericordia del Legislador, y todavía hacernos la ilusión de que estamos dentro de los límites de la tolerancia divina. Nuestro interés debiera ser mantenernos tan lejos como sea posible de la transgresión. Debiéramos determinarnos a estar del lado de Cristo y de nuestro Padre celestial, y no correr riesgos por una obstinada presunción.

Debiéramos magnificar los preceptos del Cielo por nuestras palabras y acciones. El que honra la Ley será honrado por ella en el juicio. (Review and Herald).

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: