Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.42-Muchos tienen un concepto erróneo de la salvación. Aceptan a Cristo como Salvador pero no como Señor. Quieren perdón,pero no pureza.Quieren la gracia, pero no quieren la Ley.’ Category

ESPERANZA PARA EL PLANETA TIERRA – EL FUTURO BRILLANTE DE UNA RAZA CAIDA –parte 42-

COMO SOMOS SALVOS –parte 9-

UNA VIDA DE SANTIDAD –parte 2-

Muchos tienen un concepto erróneo de la salvación. Aceptan a Cristo como Salvador pero no como Señor. Quieren perdón, pero no pureza.  Desean los privilegios de la salvación sin los deberes de la vida cristiana.  Quieren la gracia, pero no quieren la Ley.  La Biblia enseña que cuando nacemos de nuevo en Cristo, vamos a crecer en El.  El apóstol Pedro nos dice concerniente a ésto:

“Creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Pedro 3:18).

Se oye entre muchos cristianos la declaración: “Una vez que estoy en la gracia siempre estaré en la gracia.  Una vez que me salvé nunca me puedo perder”. Esto es cierto siempre y cuando permanezcamos en Cristo y crezcamos en El.

Para los que han nacido de nuevo en Cristo, sus vidas ahora son libres de pecado y están llenas de gozo en Cristo; pero Satanás, el gran cazador, está al acecho para atraparlos en sus redes y quitarles la vida.  El conoce sus debilidades y está presto a atraparlos. Nuestra única seguridad está en permanecer en el refugio, en Cristo Jesús.  Si nos aventuramos fuera de su alcance, correremos el riesgo de caer en las redes del enemigo.

El bautismo y el nuevo nacimiento no son un curalotodo.  Algunos piensan que el bautismo los pondrá más allá del alcance de la tentación, pero cuán equivocados están. Es después del bautismo cuando las tentaciones del enemigo son más fuertes.

Cuando Jesús fue bautizado y el Espíritu Santo descendió sobre El, se oyó la voz de su Padre que decía: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mateo 3:17). Esta declaración enojó sobremanera a Satanás.  En los siguientes versículos (Mateo 4:1-10) Jesús sufrió sus peores tentaciones, pero pudo vencer por el poder del Espíritu Santo. 

Jesús no tuvo ninguna ventaja sobre nosotros. El mismo poder que estuvo a su disposición para ayudarlo a vencer, está también a nuestro alcance.  Cuando nos bautizamos y nacemos de nuevo, el diablo se enoja y se lanza contra nosotros con furia renovada; pero si clamamos por el poder del Espíritu Santo podremos vencer como Cristo venció.

¿ES POSIBLE LA VICTORIA TOTAL? –parte 1-

Muchas personas tienen un “complejo de derrota”. Creen que es imposible vencer el pecado. Aunque es cierto que por nosotros mismos no podemos jamás, vencer el pecado, si entregamos nuestra voluntad al poder de Cristo, ¡la victoria es segura! Escudriñemos algunos textos que afirman este hecho.  El apóstol Juan en su primera epístola dice:

“Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios…Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido” (1 Juan 3:9, 6).  Judas 24 dice: “Y a  aquel que es poderoso para guardarnos sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría”.

Aún el gran apóstol de la justificación por la fe asevera:

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

Continúa en parte 43

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: