Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.28-El misterio de iniquidad es el principio que moviliza y motiva al mundo. Según este concepto,los que tienen poder,fama y dinero son algo,mientras que los que no tienen estas cosas no valen nada.’ Category

ESPERANZA PARA EL PLANETA TIERRA – EL FUTURO BRILLANTE DE UNA RAZA CAIDA –parte 28-

LOS DOS MISTERIOS -parte 2-

NABUCODONOSOR Y EL MISTERIO DE INIQUIDAD

El rey Nabucodonosor ejemplifica el mismo espíritu.  Dios le había mostrado al rey en un sueño que su reino iba a ser sucedido por otros reinos (vea Daniel 2). Siendo el monarca más poderoso de la tierra en aquella época, a Nabucodonosor no le gustó tal idea.  Estaba seguro que su reino iba a ser eterno. 

En el sueño que tuvo había visto una imagen que se componía de diferentes metales.  La cabeza de oro representaba el reino de Nabucodonosor (Babilonia).  Después vendrían el pecho y los brazos de plata (Medo-Persia), el vientre de bronce (Grecia), las piernas de hierro (Roma), los pies de hierro y barro (las divisiones del Imperio Romano), y luego el reino eterno de Cristo que nunca sería reemplazado por otro reino.

Nabucodonosor, en señal de desafío contra Dios, erigió una imagen toda de oro. Un día el rey se paseaba por el palacio y lleno de orgullo y exaltación se jactó: “¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?” (Daniel 4:30).  Esto lo dijo a pesar de que Dios le había dicho: “Tu, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, y fuerza y majestad” (Daniel 2:37).

Nabucodonosor estaba procurando suplantar a Dios, por lo cual finalmente fue castigado: “Aún estaba la palabra en la boca del rey, cuando se oyó una voz del cielo -que decía-: “A ti se te dice, rey Nabucodonosor: El reino ha sido quitado de ti” (Daniel 4:31).  Inmediatamente el orgulloso rey fue humillado.  El gran monarca tuvo que vivir como una bestia; comía hierba, su pelo creció como el de un águila y sus uñas como las de aves. 

Finalmente, después de siete años, Dios le devolvió la razón y el rey habló las siguientes palabras: “Ahora yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia” (Daniel 4:37).  El monarca había aprendido la lección de que  “el que se enaltece será humillado”

El misterio de iniquidad es el principio que moviliza y motiva al mundo.  Según este concepto, los que tienen poder, fama y dinero son algo, mientras que los que no tienen estas cosas no valen nada. Es la idea de que mientras más arriba estés más importante eres y mientras más abajo estés menos importante eres.  Es el espíritu que pisotea al débil, que emplea todos los recursos para la glorificación propia, en vez de bendecir a los afligidos y menesterosos.

EL MISTERIO DE LA PIEDAD

Mientras que el misterio de iniquidad se destaca por un espíritu de orgullo y exaltación, el misterio de la piedad se distingue por la abnegación y la humildad. “Dios fue manifestado en carne”, dice el apóstol Pablo al describir el misterio de la piedad.  Ahora bien, entre los paganos era muy común pensar que los hombres de renombre en vida, se convirtieran en dioses después de la muerte.  Pero que un dios llegara a ser hombre, era para ellos una locura, un concepto absurdo (1 Corintios 1:23).

Continúa en parte 29

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: