Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.27-La historia de la salvación es el desarrollo de estos dos misterios. Estudiemos primero el origen y el espíritu del misterio de iniquidad, como se registra en Isaías 14 y Ezequiel 28.’ Category

ESPERANZA PARA EL PLANETA TIERRA – EL FUTURO BRILLANTE DE UNA RAZA CAIDA –parte 27-

LOS DOS MISTERIOS -parte 1-

DOS MISTERIOS

La Biblia presenta dos grandes misterios:

El primero se halla registrado en 1 Timoteo 3:16: “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria”.

El segundo misterio se halla registrado en 2 Tesalonicenses 2:4, donde el apóstol Pablo describe al hombre de pecado quien “se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios”.

Según el versículo 7, éste es el misterio de iniquidad.

La historia de la salvación es el desarrollo de estos dos misterios.  Estudiemos primero el origen y el espíritu del misterio de iniquidad.

EL ORIGEN DEL MISTERIO DE INIQUIDAD

Como ya vimos, el pecado tuvo su origen en el cielo con un ángel excelso llamado Lucifer. Volvamos ahora a esa historia como se registra en Isaías 14 y Ezequiel 28 para ver como se denuncian los principios del misterio de iniquidad.  Empecemos con Isaías 14 y subrayemos alguna palabras claves.

“Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo” (vers. 13-14).

Este pasaje revela claramente el deseo que tenía Lucifer de ascender.  Quería poder y abrigaba un espíritu de supremacía. No estaba satisfecho con la posición que Dios le había dado.  Deseaba poner debajo de sus pies a todo el universo. Este ángel soberbio no quería rebajarse a servir; sólo buscaba exaltarse y ser servido.

Ezequiel 28 presenta el mismo panorama.  Notemos especialmente los versículos 17, 6 y 2: “Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura…Pusiste tu corazón como corazón de Dios…se enalteció tu corazon”. Nuevamente vemos el deseo que tenia Lucifer de ponerse en alto. La esencia del misterio de iniquidad es el orgullo, la exaltación y el deseo de recibir homenaje y de ser servido.

Pero notemos a que conduce dicho espíritu.  Tanto en Isaías 14 como en Ezequiel 28 se muestra que este ángel que deseaba ascender, fue derribado o echado abajo. 

Isaías 14:12,15 dice: “Como caíste del cielo…cortado fuiste por tierra… más tu derribado eres hasta el Seol (sepulcro), a los lados del abismo”. 

Y Ezequiel 28: “Yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras de fuego… Yo te arrojaré por tierra…al sepulcro te harán descender, y morirás con la muerte de los que mueren en medio de los mares” (Vers. 16,17, 8). 

Aquél que se exaltó y enorgulleció en las cortes celestiales será consumido por fuego y reducido a cenizas y para siempre dejará de ser (Ezequiel 28:18-19). 

Tal es el fin de todo aquel que se enorgullece y exalta. El Señor Jesucristo lo expresó de la siguiente forma: “El que se enaltece será humillado” (Mateo 23:12).

En el transcurso de la historia, Satanás ha sembrado el mismo espíritu en el corazón de los seres humanos.

NABUCODONOSOR Y EL MISTERIO DE INIQUIDAD

Continúa en parte 28

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: