Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.22-Pablo nos asegura que somos el espectáculo del universo. Es decir, el universo entero está observando el desarrollo de la controversia entre el bien y el mal en este pequeño planeta.’ Category

ESPERANZA PARA EL PLANETA TIERRA – EL FUTURO BRILLANTE DE UNA RAZA CAIDA –parte 22-

EL TIERNO CUIDADO DE DIOS-parte 1-

Aunque el tema central de la Biblia es la historia de este mundo, también se insinúa que hay otros mundos habitados en el universo.  El profeta Isaías nos asegura que Dios “extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar” (cap.40:22). Cuando Cristo ganó la victoria en la cruz, se oyó una voz en el cielo que decía: “Alegraos, cielos, y los que moráis en ellos” (Apocalipsis 12:12). Los cielos (en plural) tienen moradores. 

En 1 Corintios 4:9 el apóstol Pablo nos asegura que somos el espectáculo del universo.  Es decir, el universo entero está observando el desarrollo de la controversia entre el bien y el mal en este pequeño planeta.

El conocido evangelista Billy Graham declaró: “Entre los billones de billones de planetas en el universo, debe haber miles con vida inteligente. Pero el hecho de que Cristo muriera para salvar a nuestro mundo indica que la Tierra es el único planeta que se ha rebelado contra Dios”  (Citado por McFarland y Knauft, The Inhabited Universe, p.19).

Ya vimos  que el universo es prácticamente infinito y que el número de cuerpos celestes es incomputable. Este planeta es un mero microbio en medio de la vasta expansión. Carl Sagan, de la NASA, dijo que el satélite Voyager tomó fotos de la Tierra desde una distancia de 3.8 billones de millas. Según él, la Tierra parecía un puntito azul en medio de un océano negro.

Cuando el rey David se fijó en la gloria de Dios reflejada en los cielos, se preguntó: “¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo de hombre, para que lo visites?” (Salmo 8:4).  Si el planeta Tierra es como un granito de arena en una playa, ¿qué es el hombre? Podríamos pensar Dios tiene tantos mundos que nunca cayeron en pecado, ¿qué  le importa éste que se rebeló contra El?

Dios podría haber ignorado a este mundo o haberlo destruido, pero no fue así.  La grandeza de Dios se manifiesta en el hecho de que se preocupa por las cosas más insignificantes del universo. El cuenta el número de las estrellas, a todas llama por sus nombres y la sustenta con su poder (ver Isaías 40:26). Cada una es importante para El.

A veces nos preguntamos ¿cómo es que un Dios tan inmenso y ocupado puede interesarse en personas como nosotros? ¿Cómo puede tomar tiempo para mí? ¿Acaso no tiene cosas más importantes que hacer?

Es cierto que Dios tiene un universo inmenso que administrar, pero este hecho no le hace ignorar las cosas más pequeñas.  Dios es detallista.  Su grandeza radica en que se preocupa por sus pequeñuelos. La tendencia humana es olvidar, ignorar y maltratar a aquellos que son inferiores y menos importantes que nosotros. Evaluamos a la gente por su color, tamaño, nacionalidad, rango social, educación y sexo, entre otras cosas. Excluimos de nuestro círculo a los que no alcanzan la norma que hemos creado en nuestra mente.

¡Pero cuán diferente es Dios! Por medio de su Hijo entra en contacto con nosotros, gente rebelde, desobediente y de poca fe. En Cristo  ha descendido para alcanzarnos, aunque nos encontremos en las profundidades más negras del pecado y la desesperación.  A pesar de su grandeza y su poder, Cristo vino y se relacionó con las rameras, los publicanos, los pobres, los enfermos y los tristes. Pudo haberse quedado en el cielo donde era amado y respetado, pero escogió venir a este mundo rebelde para rescatarlo.  Para El cada alma tiene un valor infinito.  El Salvador hubiera muerto aún por uno solo de nosotros.

LA OVEJA PERDIDA    

Continúa en parte 23

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: