Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.18-Jesús no sólo nos insta a imitar su ejemplo, sino que derrama su vida en mí por medio del poder del Espíritu Santo para que yo pueda lograrlo.Leer Gálatas 2:20.’ Category

ESPERANZA PARA EL PLANETA TIERRA – EL FUTURO BRILLANTE DE UNA RAZA CAIDA –parte 18-

LA HUMILDAD DE DIOS-parte 7-

 5. PARA DESARROLLAR UN CARÁCTER PERFECTO-parte 2-

Jesús no quiere que nos conformemos tan sólo con el perdón (la justificación).  El quiere que lleguemos a copiar su carácter en nuestras vidas, pues El es el modelo perfecto.  Pero ¿Cómo puede lograrse ésto? ¿Acaso puedo vivir como Cristo vivió? ¡Claro que sí! Veamos cómo:

 La vida de Cristo, de comienzo a fin, fue regida por el Espíritu Santo.  El fue concebido por el Espíritu Santo (Mateo1:18-21), fue ungido con el Espíritu Santo (Mateo 3:16-17), fue dirigido por el Espíritu Santo (Lucas 4:18-19).  Sus milagros, exorcismos y enseñanzas se originaron en el Espíritu Santo (Mateo 12:28). Ofreció su vida en la cruz por el Espíritu Santo (Hebreos 9:14), y resucitó por el Espíritu Santo (Romanos 8:11).

Es decir, la vida perfecta de Cristo fue dirigida por el Espíritu Santo.  Desde el principio de su vida hasta el fin el Espíritu Santo moldeó su carácter. Por ésto el Espíritu Santo tuvo en sus manos el patrón perfecto de la vida de Cristo.

Cuando vamos a Cristo con humildad y arrepentimiento, El nos acredita su justicia, pero hace aún más.  El Espíritu Santo, quien formó el carácter de Cristo, ahora lo reproduce en el pecador. Es por medio del Espíritu Santo que Cristo mora en mí (Gálatas 2:20). Jesús no sólo nos insta a imitar su ejemplo, sino que derrama su vida en mí por medio del poder del Espíritu Santo para que yo pueda lograrlo. Así es que Jesús nos da lo que pide. Nos dice: “Sigue mi ejemplo”, y luego por medio del Espíritu Santo, implanta en nosotros el modelo perfecto para que podamos cumplir con lo que pide. 

Este proceso no es instantáneo, es la tarea de toda la vida.  Si yo me someto a Cristo cada día, el Espíritu Santo, quien desarrolló el carácter perfecto en Cristo, lo desarrollará también en mí.

Todo lo que hemos mencionado arriba depende de la completa humanidad de Cristo.  Tenía que ser ciento por ciento humano para poder acreditarnos su perfecta humanidad y para sufrir nuestra sentencia.  Pero también tenía que ser enteramente humano para reproducir en nosotros su carácter perfecto.

6. A FIN DE SERVIR COMO JUEZ-parte 1-

El apóstol Pablo en Hechos 17:31 nos dice que el juez de la raza humana será Cristo: “Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”.

En 2 Corintios 5:10, Pablo afirma nuevamente: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo”. El mismo Jesús dijo: “Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo” (Juan 5:22).

¿Por qué es que sólo Jesús puede ser el juez de la humanidad? El mismo responde a esta pregunta en Juan 5:27: “Y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre”. ¡Jesús tiene derecho a juzgar porque es el Hijo del Hombre!

En los tribunales de hoy es común que haya un abogado defensor, un abogado acusador o fiscal, y un juez.  Pero en la Biblia, el juez es también el abogado defensor del que ha sido acusado injustamente.

Continúa en parte 19

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: