Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.10-Cristo colocó en medio del espacio infinito a este diminuto planeta. Lucifer, quien ahora era Satanás, estaba empeñado en estropear la obra que Cristo había hecho…’ Category

ESPERANZA PARA EL PLANETA TIERRA – EL FUTURO BRILLANTE DE UNA RAZA CAIDA –parte 10-

LA ESTRELLA REBELDE  -parte 3-

Hay varias cosas que podemos saber a ciencia cierta en cuanto a Lucifer:

7.       En Isaías, Ezequiel y Apocalipsis se repite varias veces que Satanás fue lanzado fuera del cielo por su rebelión. ¡La estrella que quiso usurpar el lugar de Cristo fue arrojada del cielo!

Algún tiempo antes que Lucifer fuera expulsado del cielo, Cristo colocó en medio del espacio infinito a este diminuto planeta. En siete días hizo el mundo perfecto, hermoso, digno de su creador, “bueno en gran manera” (Génesis 1:31), Pero en el universo se encontraba este demonio suelto que tenía la intención de vengarse de Cristo. Lucifer, quien ahora era Satanás, estaba empeñado en estropear la obra que Cristo había hecho.  La Biblia afirma que Satanás llegó finalmente al huerto del Edén. 

Allí Jesucristo había colocado un árbol para probar la fe y obediencia de nuestros primeros padres. Este árbol se hallaba en medio del huerto así que era imposible confundirlo con los demás árboles (Génesis 3:3).  El mandamiento de Dios fue claro: “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” (Génesis 2:16-17).  No había nada de nebuloso o ambiguo en el mandato de Dios.  Eva lo comprendió claramente (Génesis 3:3). Dios dio una orden y explicó cuál sería la consecuencia de desobedecerla. ¡Qué maravilloso si Adán y Eva hubieran escogido vivir sólo de acuerdo con la palabra de Dios!

La historia de la caída se encuentra registrada en Génesis 3. No necesitamos repetir todos los detalles, pero si debemos enfatizar que Adán y Eva cayeron en pecado por las mismas razones que había caído Lucifer. Al igual que Lucifer, se llenaron de orgullo y suficiencia propia y quisieron ascender al nivel de Dios. Satanás le insinuó a la mujer: “Dios es mentiroso y no pueden confiar en él. Si pecan no van a  morir, más bien ascenderán a la altura misma de Dios.  Ustedes pueden vivir independientes de Dios.  No lo necesitan”.

Eva se negó a ocupar la posición que Dios le había dado.  Quería ascender a una esfera más elevada donde no tuviera que aceptar la soberanía divina. La Biblia afirma que Adán y Eva pecaron (Romanos 5:12), es decir, quebrantaron la Ley eterna de Jehová (Éxodo 20:3-17).  Desobedecieron los mismos mandamientos que llevaron a la caída a Lucifer. Quisieron hacerse dioses (primer mandamiento), codiciaron el poder de Dios (décimo mandamiento), quisieron robarle a Dios su posición (octavo mandamiento), aceptaron el falso testimonio de la serpiente contra Dios (noveno mandamiento) y deshonraron a su Padre celestial (quinto mandamiento).

Así logró Satanás infectar a nuestro primeros padres con el virus maligno y mortal del pecado. Inyectó en ellos el mismo espíritu que lo había llevado a su caída.

Continúa en parte 11

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: