Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.03-La Biblia también afirma que el universo y todo lo que contiene fue creado de la nada.Es decir, Jesucristo no necesitó materia preexistente para cumplir la obra de la creación.’ Category

ESPERANZA PARA EL PLANETA TIERRA – EL FUTURO BRILLANTE DE UNA RAZA CAIDA –parte 3-

LA INMENSIDAD DE NUESTRO CREADOR –parte 2-

JESUCRISTO ES ETERNO

La mente humana no es capaz de comprender el concepto de eternidad por estar limitada al tiempo.  La palabra “eternidad” se refiere a un tiempo que no tuvo principio y que no tendrá fin.  La Biblia afirma que Jesucristo es eterno.  Su vida no es contingente sino propia, no es prestada ni derivada sino original.  Es decir, Jesucristo no necesita que nadie le de la vida eterna pues le pertenece por naturaleza.

Hay muchas referencias bíblicas que comprueban este hecho.  La profecía mesiánica de Miqueas 5:2 describe a Cristo como Aquel cuyas “salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad”

Isaías 9:6 presenta a Jesucristo como el “Padre eterno”.

Juan 1:4 afirma que “en él (Cristo) estaba la vida” No dice que en el llegó a existir la vida  sino que  en él estaba la vida.

En Juan 11:25 Jesús declaró: “Yo soy la resurrección y la vida”. En  el principio ya “era el Verbo” (Juan 1:1).

En su oración sacerdotal Jesús le suplicó al Padre: “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” (Juan 17:5).

1 Juan 5:11-12 hace una declaración audaz: “Y éste es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene  la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida” (Juan 5:11-12).

Queda claro, pues, que Jesucristo nunca tuvo principio y jamás tendrá fin.  El es el manantial de la vida y todo lo que tuvo comienzo fue hecho por El y subsiste sólo por medio de El.

JESUCRISTO CREO DE LA NADA

La Biblia también afirma que el universo y todo lo que contiene fue creado de la nada.  Es decir, Jesucristo no necesitó materia preexistente para cumplir la obra de la creación.

Resulta increíble que se pueda crear algo cuando no hay materia prima.  Por ejemplo, cuando se fabrica un automóvil se necesita hierro, plástico, entre otras cosas, y cuando se construye una casa, se necesita madera, ladrillo y concreto.  Pero cuando Cristo creó el universo, ¡no tenía nada de qué hacerlo sino su propia palabra!

El Salmo 33 afirma: “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca…porque él dijo, y fue hecho; él mandó y existió” (vers. 6 y 9). ¡Qué poder tan extraordinario! Jesucristo –la Palabra- hizo algo cuando no había nada de qué hacerlo.

Hebreos 11:3 dice que “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”.

Concerniente a ésto dice la escritora Elena G de White: “En la creación de la tierra, nada debió Dios a la materia preexistente. ‘El dijo y fue hecho; el mandó y existió’ (Salmo 33:9).  Todas las cosas, materiales o espirituales, surgieron ante el Señor Jehová cuando El habló, y fueron creadas para su propio designio.  Los cielos y todo su ejército, la tierra y todo lo que hay en ella, surgieron a la existencia por el aliento de su boca”

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: