Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.18-FRENTE AL JUICIO DE DIOS- Evidentemente hay libros en el cielo y ha llegado el momento en que los ángeles examinen su contenido bajo la dirección de Dios.’ Category

ESPERANZA EN LA PALABRA-JESÚS LA UNICA ESPERANZA-parte 18-

FRENTE AL JUICIO DE DIOS-parte 1-

EN 1844 sucedieron dos cosas importantes: 1) el telégrafo transmitió su primer mensaje; 2) hubo un gran despertar religioso; los gobiernos de Turquía y China abrieron sus puertas al cristianismo, y la antorcha de la verdad fue llevada por David Livingstone  al corazón del África.  Si, 1844 fue un año muy importante para nuestro inquieto mundo.

1844 ocupó también un lugar destacado en los atrios celestiales. Ese año terminó el período profético de los 2.300 días de Daniel 8:14.  Comenzó entonces en el cielo el juicio investigador; se iniciaron las sesiones de la Corte Suprema del Universo.

Dios no quería que el mundo ignorara este acontecimiento tan importante.  Centenares de veces se presentaron en muchos países las profecías de Daniel y Apocalipsis. Millares de personas volvieron a Dios y se pusieron a estudiar la Palabra, en particular las profecías, entre otras éstas:

“HASTA DOS MIL TRESCIENTOS TARDES Y MAÑANAS; LUEGO EL SANTUARIO SERÁ PURIFICADO” (DANIEL 8:14)

“DICIENDO A GRAN VOZ: TEMED A DIOS, Y DADLE GLORIA; PORQUE LA HORA DE SU JUICIO HA LLEGADO Y ADORAD A AQUEL QUE  HIZO  EL CIELO  Y LA TIERRA,  EL MAR Y LAS FUENTES DE LAS AGUAS” (APOCALIPSIS 14:7)

EL TRIBUNAL COMIENZA A SESIONAR -parte 1-

  • 1.   “ESTUVE MIRANDO HASTA QUE FUERON PUESTOS TRONOS, Y SE SENTÓ UN ANCIANO DE DIAS, CUYO VESTIDO ERA BLANCO COMO LA NIEVE, Y EL PELO DE SU CABEZA COMO LANA LIMPIA; SU TRONO  LLAMA DE FUEGO, Y LAS RUEDAS DEL MISMO, FUEGO ARDIENTE. UN RIO DE FUEGO PROCEDIA Y SALIA DE DELANTE DE EL; MILLARES DE MILLARES LE SERVIAN Y MILLONES DE MILLONES ASISTAN DELANTE DE EL; EL JUEZ SE SENTÓ, Y LOS LIBROS FUERON ABIERTOS” (DANIEL 7: 9, 10).

Evidentemente hay libros en el cielo y ha llegado el momento en que los ángeles examinen su contenido bajo la dirección de Dios.  El juicio investigador es la tercera etapa de la obra expiatoria de Cristo.  En la primera actuó como cordero expiatorio al ofrecerse en sacrificio para salvar a la humanidad.

En la segunda, como sacerdote intercesor entre Dios y los pecadores arrepentidos, en la tercera, sella su obra expiatoria a favor de cuantos han confesado sus pecados, de acuerdo con el antiguo ritual hebreo que se cumplía en el día de las expiaciones (Levítico 16:20).   

“MIRABA YO EN VISIÓN DE LA NOCHE, Y HE AQUÍ CON LAS NUBES DEL CIELO VENIA UNO COMO UN HIJO DE HOMBRE, QUE VINO HASTA EL ANCIANO DE DÍAS, Y LE HICIERON ACERCARSE DELANTE DE EL” (DANIEL 7:13)

Así como el Padre y el Hijo crearon juntos el mundo, juntos estarán para juzgar a los hombres y decidir quienes tendrán un lugar en el mundo venidero.  Sin duda alguna “El Anciano de días” es el Padre, y el “Hijo de hombre” es  Cristo quien se acerca para participar en el juicio. Como nuestro Sumo Sacerdote o Abogado, Cristo defiende nuestro caso ante el Padre o Juez supremo.

“HIJITOS MÍOS, ESTAS COSAS OS ESCRIBO, PARA QUE NO PEQUEIS; Y SI ALGUNO HUBIERE PECADO, ABOGADO TENEMOS PARA CON EL PADRE, A JESUCRISTO EL JUSTO.  Y EL ES LA PROPICIACION POR NUESTROS PECADOS NO SOLAMENTE POR LOS NUESTROS, SINO TAMBIÉN POR LOS DE TODO EL MUNDO”. (1 JUAN 2:1, 2)

Continúa en parte 19

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: