Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.02-La relación con nuestro Creador es una alianza de amor.Las Escrituras definen esta alianza con dos palabras hebreas: hesed y emet, que podemos traducir como…’ Category

ESPERANZA EN LA PALABRA-JESÚS LA UNICA ESPERANZA-parte 2-

LA ESPERANZA ES JESÚS-parte 1-

LA ESPERANZA CRISTIANA SE FUNDAMENTA EN QUE DIOS ES BUENO Y NO NOS ABANDONA JAMÁS.

El mundo en el que vivimos parece un gigante herido a punto de caer.  No es normal la avalancha cada vez más frecuente de catástrofes naturales.  En fracción de segundos, son borradas del mapa ciudades enteras. Miles de vidas desaparecen.

Según un informe del Instituto de Ecología, de la Organización de las Naciones Unidas, el calentamiento global podría exterminar a una cuarta parte de todas las especies de plantas y animales de la Tierra para el año  2050.

Ese mismo informe asegura que, si todo el hielo de la zona antártica se derritiera, el nivel del mar aumentaría aproximadamente 61 metros.  Aterrador, si se tiene en cuenta que un aumento de solo seis metros, sumergiría Londres, Nueva York, y todas las ciudades próximas al mar.

Como seres humanos, no podemos dejar de preocuparnos.  Son cada vez más aterradoras y pesimistas las previsiones de fenómenos atmosféricos que amenazan la seguridad del planeta. Algo parece haber salido de los ejes.  No es alarmismo.  Algo que está fuera del control humano se aproxima. De otro modo, ¿cómo explicar tantas catástrofes naturales, tanto dolor y desesperación? Son decenas de inundaciones, terremotos, incendios, volcanes que entran en erupción después de años, huracanes, etc. El ser humano ve pintado delante de sí un cuadro de terror, desolación y muerte.

Por otro lado, tampoco es normal la confusión existencial que hoy vive el hombre. Anda perdido y comete desvaríos.  ¿Cómo explicar que tantas personas destruyan vidas y sueños sin piedad? ¿Por qué el ser humano, la más inteligente de las criaturas, es capaz de realizar barbaries como secuestrar criaturas inocentes para humillarlas sexualmente y vender sus fotos al mundo perverso de la pornografía? ¿Qué esconde el hombre de nuestros días en el enmarañado de su mente? ¿Por qué es tierno y solidario unas veces, y salvaje y cruel otras?

Algo anda mal en las profundidades del corazón humano.  El tren de la vida se salió de los rieles y viene descarrilado, a una velocidad peligrosa.  Es innegable y dolorosamente absurdo.  Pero es real.

¿Qué lleva a los jóvenes a hacer circular miles de millones de dólares en venta y consumo de drogas, alimentando con ese dinero cientos de otros negocios del submundo y del crimen? ¿Qué es lo que tanto buscan y no encuentran? ¿Por qué se autodestruyen?

Ante esta realidad dolorosa, el hombre de nuestros días desea un futuro mejor, y lo busca con desesperación en el pantanal de sus esfuerzos, intentando cambiar el panorama desastroso de su realidad.  Mira hacia el futuro con la expectativa de un mañana mejor.  Y a ese deseo lo llama esperanza.

LA ESPERANZA CRISTIANA-parte 1-

Pero la esperanza no es simplemente un deseo. Por lo menos, no la esperanza cristiana.  Para el cristiano, las cosas tienen otra perspectiva, porque, aunque por definición la esperanza apunta hacia el porvenir, la Biblia enseña que la verdadera esperanza se ubica en el presente.  Pero no en el presente en ruinas del ser humano, sino en el presente seguro y firme de Dios.

La Biblia es la historia de un Dios que llama constantemente a sus hijos a que entren en ese presente.  Esto implica una relación personal con el Creador.  Esa relación es una alianza de amor.  Las Sagradas Escrituras definen las características  de esta alianza con dos palabras hebreas: hesed  y  emet, que podemos traducir como “amor”  y  “fidelidad”. Estas palabras afirman, en primer lugar, que Dios es misericordioso para cuidarte; y en segundo lugar, que Dios no te abandonará jamás y cumplirá su palabra.

-Continúa en parte 3-

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: