Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.13-¿Se nos permite al resto de nosotros mentir, robar, engañar y cometer adulterio? ¿Son los hebreos los únicos que han de observar esos diez principios morales?’ Category

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL -parte 13-

DESCUBRIENDO UNA ADORACIÓN MÁS PROFUNDA-parte 3- 

Algunos dicen que Génesis 2:1-3 no es un mandato para que el hombre guarde el sábado, y por consiguiente no debemos obedecerlo.  Pero Éxodo 16 y  20 muestran claramente que al hombre se le ordena guardarlo. ¿Y quién se atreve a decir que los Diez Mandamientos eran solamente para la raza judía? ¿Se nos permite al resto de nosotros mentir, robar, engañar y cometer adulterio? ¿Son los hebreos los únicos que han de observar esos diez principios morales?

La razón para el mandamiento es la creación de este mundo:”Porque en seis días Dios hizo el cielo y  la tierra.” Esto no es algo local, simplemente para una raza semítica; -este es un mandamiento para todos en el mundo entero, para quienes se inclinan y adoran a su Creador con humilde gratitud por su plan para salvarlos a través de la vida y la muerte de Jesucristo.  Este fue dado en el momento de la creación de este mundo, y fue dado para todo hombre, mujer y niño que vive en este planeta.

Dios escribió esos Diez Mandamientos con su propio dedo. (Exo.31:18, Deut.9:10).  El los escribió sobre la cosa más perdurable de este mundo, y ésto es la roca (Exo.31:18).  Y El desea escribirlos también en nuestros corazones.

“Este es el pacto que haré con ellos. Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones.  Y en sus mentes las escribiré.”  (Hebreos 10:16) (Hebreos 8:10; Jeremías 31:33)

Y si nosotros se lo permitimos, mediante el Nuevo Pacto El escribirá su Santa Ley en nuestros corazones. Tener los Diez Mandamientos escritos en nuestros corazones significa dos cosas:

Primero: el deseo de obedecerlos, y

Segundo: permitir que Dios nos capacite para hacerlo mediante la gracia de Jesús, su Hijo.  La obediencia a la Ley de Dios se convierte en una parte integral de nuestras vidas.

PUNTO NUMERO CINCO:

El sábado semanal del séptimo día, es parte de la Ley moral contenida en los Diez Mandamientos.  Este permanecerá  para siempre.

Los sábados anuales eran parte de las leyes ceremoniales, que prefiguraban o eran una sombra de la muerte y el ministerio de Cristo.

Esas leyes “que eran una sombra”, tales como la pascua y la gavilla mecida, las cuales eran una parte de la ley ceremonial o de sacrificios, no permanecerían después de la muerte de Cristo.

“Porque la ley (ceremonial), teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan. De esta manera cesarían de ofrecerse…Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados; porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.” (Hebreos 10:1-4)

Estas leyes ceremoniales no estaban escritas en la roca, sino que estaban contenidas en estatutos, escritas en pergaminos.  La roca era para que perdurara, pero las ordenanzas que prefiguraban la muerte de Cristo, cesarían al momento de su muerte.  Es por esta razón que no observamos hoy en día los sábados anuales de la pascua y de la gavilla mecida.  (Elena White)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: