Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.05-El pecado no había existido en el universo de Dios, no podían entrever las terribles consecuencias que resultarían de poner a un lado la ley de Dios.’ Category

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 5-

EL ORIGEN DEL MAL Y DEL DOLOR-parte 4-

EL ORIGEN DEL MAL Y DEL DOLOR –parte 4-

Satanás se empeñó en defender su proceder insistiendo en que no necesitaba arrepentirse, y se entregó de lleno al gran conflicto con su Hacedor. Desde entonces dedicó todo el poder de su gran inteligencia a la tarea de engañar, para asegurarse la simpatía de los ángeles que habían estado bajo sus órdenes.  Hasta el hecho de que Cristo le había prevenido y aconsejado fue desnaturalizado para servir a sus pérfidos designios.  A los que estaban más estrechamente ligados a él por el amor y la confianza, Satanás les hizo creer que había sido mal juzgado, que no se había respetado su posición y que se le quería coartar la libertad.  Después de haber así desnaturalizado las palabras de Cristo, pasó a prevaricar y a mentir descaradamente, acusando al Hijo de Dios de querer humillarlo ante los habitantes del cielo.

Además, trato de crear una situación falsa entre sí mismo y los ángeles aún leales.  Todos aquellos a quienes no pudo sobornar y atraer completamente a su lado, los acusó de indiferencia respecto a los intereses de los seres celestiales.  Acusó a los que permanecían fieles a Dios, de aquello mismo que estaba haciendo.  Y para sostener contra Dios la acusación de injusticia para con él, recurrió a una falsa presentación de las palabras y de los actos del Creador. 

Su política consistía en confundir a los ángeles con argumentos sutiles acerca de los designios de Dios.  Todo lo sencillo lo envolvía en misterio, y valiéndose de artera perversión, hacía nacer dudas respecto a las declaraciones más terminantes de Jehová.  Su posición elevada; y su estrecha relación con la administración divina, daban mayor fuerza a sus representaciones, y muchos ángeles fueron inducidos a unirse con él en su rebelión contra la autoridad celestial.

Dios permitió en su sabiduría que Satanás prosiguiese su obra hasta que el espíritu de desafecto se convirtiese en activa rebeldía. Era necesario que sus planes se desarrollaran por completo para que su naturaleza y sus tendencias quedaran a la vista de todos. Lucifer, como querubín ungido, había sido grandemente exaltado; era muy amado por los seres celestiales y ejercía poderosa influencia sobre ellos. El gobierno de Dios no incluía sólo los habitantes del cielo sino también a los de todos los mundos que El había creado; y Satanás pensó que si podía arrastrar a los ángeles del cielo en su rebeldía, podría arrastrar a los habitantes de los demás mundos.

Había presentado arteramente su manera de ver la cuestión valiéndose de sofismas y fraude para conseguir sus fines.  Tenía gran poder para engañar, y al usar su disfraz de mentira había obtenido una ventaja.  Ni aún los ángeles leales podían discernir plenamente su carácter ni ver adonde conducía su obra.

Satanás había sido tan altamente honrado, y todos sus actos estaban tan revestidos de misterio, que era difícil revelar a los ángeles la verdadera naturaleza de su obra. Antes de su completo desarrollo, el pecado no podía aparecer como el mal que era en realidad. Hasta entonces no había existido en el universo de Dios, y los seres santos no tenían idea de su naturaleza y malignidad. No podían ni entrever las terribles consecuencias que resultarían de poner a un lado la Ley de Dios.  (Elena White)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: