Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.24-LOBULO FRONTAL: Es el asiento del juicio,razonamiento,intelecto y de la voluntad.Es el lugar de la espiritualidad y moralidad del cual resulta el carácter de todo ser humano.IMPERD.’ Category

AMPARO Y FORTALEZA –parte 24-

LOBULO FRONTAL-parte 1-

LOBULO FRONTAL: Es la parte responsable, en nuestro cerebro, del razonamiento moral y del comportamiento social.

El cerebro está dividido en varias secciones o lóbulos. Cada lóbulo tiene funciones específicas.  El lóbulo frontal detrás de la frente es el lóbulo más grande del cerebro. Es el asiento del juicio, razonamiento, intelecto y de la voluntad. Es el lugar de la espiritualidad y moralidad del cual resulta el carácter de todo ser humano. Por lo tanto, una persona con daños al lóbulo frontal puede aparentar ser la misma persona de siempre pero si uno se relaciona con ella, usualmente notará que “no es la misma persona”.

Diversos estudios han demostrado que las personas que han sufrido algún trastorno al lóbulo frontal experimentan un deterioro de los principios morales, la pérdida del amor por la familia, pérdida de la empatía  y falta del auto control (lo cual deriva en fanfarronería, hostilidad y agresividad) También se vuelven distraídas e impacientes, experimentan fantasías, falta de previsión, y llegan a ser incapaces de razonar abstracta-mente.

Algunas de las enfermedades causadas por daños al lóbulo frontal incluyen: manías, desórdenes compulsivos y obsesivos, deficiencia de atención e hiperactividad, depresión e incremento del apetito.

Sofisticados exámenes del cerebro (PET scanns) revelan que los pacientes con depresión pueden tener una reducción hasta del 60% en el flujo sanguíneo del lóbulo frontal.  Al tratar a pacientes deprimidos, hay evidencias que si uno  puede propiciar o aumentar la actividad del lóbulo frontal, la circulación o flujo de sangre a esa área se incrementará, y así se puede ayudar a que la depresión mejore o sea corregida notablemente.

Cuando se trata del control del apetito, el lóbulo frontal juega un papel muy importante. De hecho, el centro más alto de control para el apetito está ubicado en el lóbulo frontal del cerebro.

No importa cuán hambriento usted pueda estar o cuán fuerte sea su deseo de comer algo perjudicial, generalmente podrá suprimir el deseo si su lóbulo frontal está funcionando en forma óptima.  Aquellas personas sin un lóbulo frontal en buenas condiciones tienen gran dificultad para suprimir o controlar dichos impulsos y deseos.  Ciertas personas con sobrepeso u obesas, saben que están comiendo demasiado pero continuarán comiendo porque su lóbulo frontal no tiene capacidad de decir: “basta, no más”

Es evidente que un estilo de vida saludable protegerá el lóbulo frontal y que un lóbulo frontal sano nos ayudará a tomar mejores decisiones en favor de una vida sana y natural. Por lo tanto, es imperativo que cada uno de nosotros nos hagamos una pregunta muy importante.  ¿Cuáles son las causas básicas y comunes que están deteriorando o dañando mi lóbulo frontal? No son las cirugías. Tampoco son los accidentes ocupacionales o de trabajo. SON LOS HÁBITOS INADECUADOS EN EL ESTILO DE VIDA.

Consideremos algunos de los hábitos nocivos que impiden que nuestro lóbulo frontal haga las mejores decisiones morales y espirituales.

EL ALCOHOL

Continúa en parte 2

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: