Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.16–“No os maravilléis de ésto; porque…los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; más los que hicieron lo malo…’ Category

AMPARO Y FORTALEZA-parte 16-

¿QUE ESPERANZA HAY PARA  NUESTROS SERES QUERIDOS QUE HAN MUERTO?-parte 2-

COMO PUEDEN VOLVER A VIVIR LOS SERES HUMANOS-parte 1-

Una vez que el pecado y la muerte entraron en el mundo, Dios reveló que tenía el propósito de que los muertos fueran devueltos a la vida mediante una resurrección.  Por consiguiente, la Biblia explica: “pensando que Dios es poderoso para levantar aún de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir” Hebreos 11:19).

La confianza de Abrahán no era infundada, pues la Biblia dice del Todopoderoso: “El no es Dios de muertos, sino de vivos, porque para él todos ellos viven” (Lucas 20:37-38).

Si, el Dios Todopoderoso no sólo tiene el poder de resucitar a las personas a quienes El escoge, sino también el deseo de hacerlo. El propio Jesucristo dijo:

“No os maravilléis de ésto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; más los que hicieron lo malo  a resurrección de condenación” (Juan 5: 28, 29). “Teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos” (Hechos 24:15).

Poco después de decir esto Jesús vio una procesión funeraria que salía de la ciudad israelita de Nain.  El joven que había muerto era el hijo único de una viuda. Al contemplar su gran pesar, Jesús se enterneció; y dirigiéndose al cuerpo sin vida, le ordenó: “Joven, a ti te digo, levántate. Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar, Y lo dio a su madre” (Lucas 7:11-17).

Al igual que en el caso de la viuda, también hubo un gran éxtasis cuando Jesús estuvo en el hogar de Jairo, el presidente de la sinagoga judía.  Su hija de doce años había muerto. Al llegar Jesús a la casa de Jairo, se dirigió adonde estaba la niña muerta y le dijo: “Muchacha, levántate….e inmediatamente se levantó… (Lucas 8:40-56).

Posteriormente murió Lázaro, un amigo de Jesús.  Cuando Jesús llegó a su casa, hacía cuatro días que Lázaro había muerto.  Aunque estaba muy apesadumbrada, su hermana Marta expresó su esperanza diciendo: “Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero. Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá”.

Jesús fue a la tumba, ordenó que quitaran la piedra y clamó: ¡Lázaro, ven fuera! Y el que había muerto, salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario.  Jesús le dijo: Desatadle, y dejadle ir” (Juan 11:11-44).

Piense en ésto: ¿En qué condición se encontraba Lázaro durante los cuatro días que estuvo muerto? Lázaro no dijo nada de haber estado en un cielo de inmensa dicha o en un infierno de tormento, y de haberlo  experimentado lo habría dicho. No, Lázaro estuvo completamente inconsciente en la muerte y hubiera continuado en esa condición hasta “la resurrección en el último día” si Jesús no lo hubiese devuelto a la vida entonces.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: