Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.08-Graves errores, 1) la creencia en la inmortalidad del hombre y en su estado consciente después de la muerte…los muertos nada saben (Ecles.9:5).’ Category

Graves errores, 1) la creencia en la inmortalidad del hombre y en su estado consciente después de la muerte…los muertos nada saben (Ecles.9:5). -parte 8-

LAS TINIEBLAS SE PROFUNDIZAN

Los Siglos que se sucedieron presenciaron un constante aumento del error en las doctrinas sostenidas por Roma. Aún antes del establecimiento del papado, las enseñanzas de los filósofos paganos habían recibido atención y ejercido influencia dentro de la iglesia. Muchos de los que profesaban ser convertidos se aferraban aún a los dogmas de su filosofía pagana, y no sólo seguían estudiándolos ellos mismos sino que inducían a otros a que los estudiaran también a fin de extender su influencia entre los paganos. Así introdujeron graves errores en la fe cristiana. UNO DE LOS PRINCIPALES FUE LA CREENCIA DE LA INMORTALIDAD NATURAL DEL HOMBRE Y EN SU ESTADO CONSCIENTE DESPUÉS DE LA MUERTE. Esta doctrina fue la base sobre la cuál Roma estableció la invocación de los santos y la adoración de la virgen María. De la misma doctrina se derivó la herejía del tormento eterno para los que mueren impenitentes, que muy pronto figuró en el credo papal.

De este modo se preparó el camino para la introducción de la invención del paganismo, a la que Roma llamó purgatorio, y de la que se valió para aterrorizar a las muchedumbres crédulas y supersticiosas. Con esta herejía Roma afirma la existencia de un lugar de tormento, en el que las almas de los que no han merecido eterna condenación, han de ser castigadas por sus pecados, y de donde, una vez limpiadas de impureza son admitidas en el cielo.

EL ASPECTO FINANCIERO

Una impostura más necesitaba Roma para aprovecharse de los temores y de los vicios de sus adherentes. Fue ésta la doctrina de las indulgencias. A todos los que se alistasen en las guerras que emprendía el pontífice para extender su dominio temporal, castigar a sus enemigos o exterminar a los que se atrevían a negar su supremacía espiritual, se concedía plena remisión de los pecados pasados, presentes y futuros, la condonación de todas las penas y castigos merecidos. Se enseñó también al pueblo que por medio de pagos hechos a la iglesia podía librarse uno del pecado y librar también a las almas de sus amigos difuntos entregadas a las llamas del purgatorio. Por estos medios llenaba Roma sus arcas y sustentaba la magnificencia, el lujo y los vicios de los que pretenden ser representantes de Aquél que no tuvo donde recostar su cabeza.

EL CREADOR CREADO

La institución bíblica de la Cena del Señor fue substituida por el sacrificio idolátrico de la misa. Los sacerdotes papales aseveraban que con sus palabras podían convertir el pan y el vino en “el cuerpo y la sangre verdaderos de Cristo. (Cardenal Wiseman, The Real Presence of the Body and Blood of Our Lord Jesus Christ in the Blessed Eucharist Proved from Scripture, Confer. 8 sec.3, parr.26.)    Con blasfema presunción se arrogaban el poder de crear a Dios, Creador de todo. Se les obligaba a los cristianos, so pena de muerte, a confesar su fe en esta horrible herejía que afrentaba al cielo. Muchísimos que se negaron a ello fueron entregados a las llamas.

‘EL papa no es sólo el representante de Jesucristo, sino que él es Jesucristo mismo, oculto bajo un manto de carne’ (The Catholic National, julio de 1895) ????

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: