Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘creer’

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 8-

PODEMOS CREER EN LA BIBLIA-parte 4-

 

  • COMO ENTENDER LA BIBLIA

Al explorar la Palabra de Dios recuerde estos seis principios:

1. Estudie la Biblia con una sincera oración. Si se acerca a ella con mente y corazón abiertos por medio de la oración, experimentará un contacto personal con Jesús.

“Cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda verdad;…porque tomará de lo mío y os lo hará saber” (Juan 16:13-14)

2. Lea la Biblia diariamente. El apóstol Pablo alabó a los cristianos de Berea porque:

“recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran ciertas” (Hechos 17:11)

El estudio diario de la Biblia es la clave del poder de nuestras vidas.

3. Deje que la Biblia hable por sí sola. La Biblia es un mensaje de Dios, por ende se constituye no sólo en la verdad sino también en la prueba de toda verdad (Isaías 8:20).

No debemos dejar que cualquier creencia “religiosa “o principio explique cualquier parte de las Escrituras. Tratar de que la Biblia cuadre dentro de una idea preconcebida sólo hará que “torzamos” la Biblia para nuestra “propia perdición” (2 Pedro 3:16).

Asegúrese que comprende cada declaración de la Biblia según su contexto; a quién se habla, cuál es el problema, qué otras palabras son pertinentes, etc.

La pregunta clave es: ¿Qué quiere decir el escritor? Después de captar lo que dice el texto podemos aplicarlo inteligentemente a nuestras vidas.

4. Estudie la Biblia por temas. Para comprender bien las verdades bíblicas debemos dejar que la Biblia sea su propio intérprete. ¿Cómo? Compare texto (s) con texto (s). Jesús usó este método para demostrar que El era el Mesías.

“Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían” (Lucas 24:27)

Colocando en orden todo lo que la biblia dice sobre un tema específico tendremos una perspectiva balanceada, en armonía con el punto de vista divino.

5. Estudie la Biblia para recibir poder para vivir para Cristo. La Palabra de Dios es una “espada de dos filos”, como se describe en Hebreos 4:12. Es un arma viviente en nuestras manos para vencer las más persistentes tentaciones.

 

6. Escuche cómo le habla Dios por medio de su Palabra. Si desea conocer una verdad específica de la Biblia, debe seguir lo que ella enseña (Juan 7:17). No lo que usted piensa, o lo que otro piensa, o lo que alguna iglesia enseña.

  • LA BIBLIA PUEDE CAMBIAR SU VIDA

Continúa en parte 9

 

Read Full Post »

RECIBIREIS PODER-Persona, Presencia y  Obra del Espíritu  Santo-parte 4-   

EL ESPIRITU: UN TESTIGO

“El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” (Romanos 8:16).

 

Si el Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, ¿cuáles serán los resultados? El creyente someterá todo su ser a la voluntad divina.  Entonces, en su maravillosa condescendencia, la Majestad de los cielos establece una santa relación familiar con los que lo buscan de todo corazón.

Como consecuencia, mediante una abundante manifestación de la gracia de Dios, el hijo del Altísimo –el creyente- es llevado a mantener con su Padre una dependencia semejante a la de los niños con los suyos.  Consagre a Dios todo su ser –cuerpo y espíritu- con entera confianza en su poder y en su voluntad de bendecirlo, no importa cuán desvalido e indigno sea usted.

“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”  (Juan 1:12).

No caiga en la actividad impaciente, sino sea celoso en la fe, con un solo propósito definido: atraer creyentes a Cristo, el Redentor crucificado.  Esta obra no se realiza como resultado de un sermón lógico que logra convencer al intelecto.  El corazón necesita ser persuadido y ablandado por la ternura. La voluntad tiene que ser sometida al arbitrio de Dios, y todas las aspiraciones deben tener una orientación celestial.  Aliméntese de la Palabra del Dios viviente.  El efecto debe verse en la vida práctica.  Ella debe apoderarse de los comandos de todo el ser.

Cuando confiemos plenamente en Cristo, nos daremos a nosotros mismos en ofrenda a Dios.  Nuestra dependencia estará centrada en la virtud y en la intercesión de Cristo como nuestra única esperanza. No hay confusión, ni sospecha, puesto que por la fe vemos a Jesús, el enviado de Dios, cuya misión es lograr la reconciliación con los pecadores. 

Si deseamos creer solamente en Cristo, El está comprometido con un pacto solemne de mediar en favor de los que, por su intermedio, se acercan al Padre, con el propósito de garantizar su salvación. Este privilegio esta garantizado si nos acercamos confiadamente al trono de la gracia para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: