Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘2.01-LA DEIDAD -primera parte-’ Category

LA DEIDAD -primera parte- 

Hay un solo Dios, que es una unidad de tres personas coeternas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.  Este Dios uno y trino es inmortal, todopoderoso, omnisapiente, superior a todos y omnipresente.  Es infinito y escapa a la comprensión humana, no obstante lo cuál se lo puede conocer mediante su propia revelación que ha efectuado de sí mismo.  Es eternamente digno de reverencia, adoración y servicio por parte de toda la creación.

 EL CONOCIMIENTO DE DIOS: Las muchas teorías que procuran explicar a Dios, y los numerosos argumentos en pro y en contra de su existencia, muestran que la sabiduría humana no puede penetrar lo divino. Depender exclusivamente de la sabiduría humana con el fin de aprender acerca de Dios, equivale a usar una lupa en el estudio de las constelaciones.  Por ésto, para muchos la sabiduría de Dios es una “sabiduría oculta” (1Cor.2:7).  Para ellos, Dios es un misterio. Pablo escribió: “….”La que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria”.  (1 Cor.2:8)

 Uno de los mandamientos más básicos de la Escritura es: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente”  (Mat.22:37, véase también Deut.6:5) No podemos amar a alguien del cuál no sabemos nada; por otra parte, no podemos descubrir las cosas profundas de Dios buscándolas por cuenta propia (Job 11:7). ¿Cómo podemos entonces llegar a conocer y amar al Creador?

 Se puede conocer a Dios.  Dios conoce el dilema que enfrentamos los seres humanos; por eso en su amor y compasión, ha llegado hasta nosotros por medio de la Biblia. En sus páginas revela que el “cristianismo no es el registro de la búsqueda que los hombres hacen de Dios;  es el producto de la revelación que Dios hace de sí mismo y de sus propósitos para con el hombre”  Esta auto revelación esta designada para salvar el abismo que existe entre este mundo rebelde y nuestro amante Dios.

 La mayor manifestación del amor de Dios llegó hasta nosotros por medio de su suprema revelación, es decir de Jesucristo su Hijo. Por medio de Jesús, podemos conocer al Padre.  Jesús declaró: “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quién has enviado” (Juan  17:2).  Si bien es imposible conocer completamente a Dios, las Escrituras nos permiten obtener un conocimiento práctico de El que basta para permitirnos entrar en una relación salvadora con El.

 COMO CONOCER A DIOS:   A diferencia de otros procesos de investigación, el conocimiento de Dios tiene tanto que ver con el corazón como con el cerebro.  Abarca todo el ser, no sólo el intelecto.  Debemos abrirnos a la influencia del Espíritu Santo, y estar dispuestos a cumplir la voluntad de Dios (Juan 7:17; Mat.11:27).  Jesús dijo “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios” (Mat.5:8) Es claro entonces que los incrédulos no pueden comprender a Dios. La manera en que aprendemos a conocer a Dios por  medio de la Biblia difiere de todos los otros métodos de adquirir conocimiento.  No podemos colocarnos por encima de Dios y tratarlo como un objeto que debe ser analizado y cuantificado.  En nuestra búsqueda del conocimiento de Dios debemos someternos a la autoridad de su autorevelación: la Biblia, debemos someternos a los principios y métodos que provee. Sin estos indicadores bíblicos no podemos conocer a Dios.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: