Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.77-Otro ángel les dijo:“¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea…’ Category

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 77-

LOS ÁNGELES DESDE LA RESURRECCIÓN HASTA LA ASCENCION DE CRISTO-parte 2-

INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA RESURRECCIÓN DE CRISTO

Los guardias romanos dejaron el sepulcro admirados de los que habían visto y oído, y se apresuraron a ir a la ciudad para informar a todos los que encontraban en su camino las maravillosas escenas que habían presenciado.  Mientras tanto, un mensajero había sido enviado a los sacerdotes y gobernantes con la noticia: “Cristo, al que vosotros crucificasteis, ha sido levantado de los muertos”.

Un siervo fue enviado inmediatamente con un mensaje ordenando a los guardias romanos a presentarse en el palacio del sumo sacerdote. Allí fueron celosamente interrogados, y ellos dieron un completo testimonio de lo que habían presenciado en el sepulcro: Que un poderoso mensajero había venido del cielo; su rostro era brillante como un relámpago y sus vestimentas blancas como nieve. 

Que la tierra se había sacudido y ellos habían perdido sus fuerzas; el ángel había tomado la inmensa piedra que guardaba el sepulcro y la había removido como si hubiera sido un guijarro.  Que un Ser con gran gloria había salido del sepulcro, y un coro de voces había llenado los cielos y la tierra con canciones de victoria y júbilo. Que una vez que el brillo y la música se habían esfumado, ellos habían recuperado sus fuerzas, y al mirar hacia el sepulcro, habían visto la tumba vacía y no habían encontrado el cuerpo de Jesús por ninguna parte. (Redemption Series)

Los guardias romanos se apresuraron a ir a los príncipes y sacerdotes con la maravillosa historia de lo que habían visto. Cuando estos criminales escucharon el extraordinario informe, sus rostros palidecieron y se llenaron de horror por lo que habían hecho.  Creer lo que oían significaba su propia condenación.

Se retiraron para consultar que hacer. Concluyeron que si el informe de la resurrección de Jesús se conocía, que si el pueblo llegaba a saber de la gloria sorprendente que había dejado a los guardias como muertos, se levantarían contra ellos y los matarían. Decidieron sobornar a los soldados para mantener el asunto secreto. 

Les ofrecieron una gran suma de dinero para que dijesen que mientras dormían durante la noche, sus discípulos habían venido y habían hurtado su cuerpo.  Cuando los guardias preguntaron qué acontecería con ellos por decir que se habían dormido en el puesto del deber, los príncipes y sacerdotes les dijeron que persuadirían al gobernador para que los salvase. (SG)

LAS MUJERES VIENEN AL SEPULCRO

La mujeres que habían estado al lado de la cruz de Cristo esperaron velando que transcurriesen las horas del sábado. El primer día de la semana, muy temprano, se dirigieron a la tumba llevando consigo especias preciosas para ungir el cuerpo del Salvador.

Ignorando lo que estaba sucediendo, se acercaron al huerto diciendo: “¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro?” (Mar.16:3). Sabían que no podrían mover la piedra, pero seguían adelante. Vieron que la gran piedra había sido apartada.  El sepulcro estaba vacío.

María Magdalena fue la primera en llegar al lugar, y al ver que la piedra había sido sacada, se fue presurosa para contarlo a los discípulos. Mientras tanto, llegaron las otras mujeres. Un joven vestido de ropas resplandecientes estaba sentado al lado de la tumba.  Era el ángel que había apartado la piedra. 

Las mujeres inmediatamente se postraron hasta el suelo, la presencia del mensajero celestial era más de lo que podían soportar. “No temáis vosotras-les dijo-; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.  No está aquí, pues ha resucitado, como dijo.  Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor. E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos” (Mateo 28:5-7).  

Otro ángel les dijo: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día” (Luc.24:5-7)

¡Ha resucitado, ha resucitado! Las mujeres repiten las palabras vez tras vez (DTG-732-733)

CRISTO ASCIENDE A SU PADRE

Continúa en parte 78

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: