Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.40-Encima del propiciatorio estaba la “Shekinah”,o manifestación de la divina presencia;y desde en medio de los querubines Dios daba a conocer su voluntad. Los mensajes divinos eran comunicados’ Category

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 40-

LOS ÁNGELES DESDE EL SINAÍ HASTA LA TOMA DE JERICÓ-parte 2-

“Y HARÁN UN SANTUARIO PARA MI”-parte 2-

Estos querubines tenían alas.  Una de ellas se extendía hacia lo alto, mientras la otra cubría su cuerpo.  Esto ocurría con cada ángel.  El arca del santuario terrenal era una réplica de la verdadera arca del cielo. Allí, al lado del arca celestial se mantienen de pie los ángeles vivientes, a cada extremo del arca, cada uno de los cuales cubre el propiciatorio con una de sus alas, elevándolas hacia lo alto mientras con la otra cubren sus cuerpos en señal de reverencia y humildad. (HR-156-157-)

Encima del propiciatorio estaba la “Shekinah”, o manifestación de la divina presencia; y desde en medio de los querubines Dios daba a conocer su voluntad.  Los mensajes divinos eran comunicados a veces al sumo sacerdote mediante una voz que salía de la nube.  Otras veces caía una luz sobre el ángel de la derecha, para indicar aprobación o aceptación, o una sombra o nube descansaba sobre el ángel de la izquierda, para revelar desaprobación o rechazo. (PP-360-361-)

Por medio de Cristo se había de cumplir el propósito simbolizado por el tabernáculo: ese glorioso edificio, cuyas paredes de oro brillante reflejaban en matices del arco iris las cortinas bordadas con figuras de querubines, la fragancia del incienso que siempre ardía y compenetraba todo, los sacerdotes vestidos con ropa de blancura inmaculada, y en el profundo misterio del recinto interior, sobre el propiciatorio, entre las formas de los ángeles inclinados en adoración, la gloria del lugar santísimo.

Dios deseaba que en todo leyese su pueblo su propósito para con el alma humana.  El mismo propósito expresó el apóstol Pablo mucho después inspirado por el Espíritu Santo: “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” (1 Cor.3:16). (La Educación -33-34-)

Al pie del Sinaí, empezó Satanás a ejecutar sus planes para derribar la Ley de Dios y continuó así la obra que había iniciado en el cielo.  Durante los cuarenta días que Moisés pasó en el monte con Dios, Satanás se ocupó en sembrar la duda, la apostasía y la rebelión.  Mientras Dios escribía su ley, para entregarla al pueblo de su pacto, los israelitas, negando su lealtad a Jehová, pedían dioses de oro…

Todo el universo presenció las escenas del Sinaí. Otra vez los inmaculados habitantes de otros mundos volvieron a ver los resultados de la apostasía de Satanás, y la clase de gobierno que él habría establecido en el cielo, si se le hubiera dejado dominar. (PP-347-348-)

BALAAM, UN PROFETA DESVIADO-parte 1-

Mediante un ángel, Dios se apareció a Balaam en la noche y le preguntó: “¿Qué varones son éstos que están contigo? Y Balaam respondió a Dios: Balac…, ha enviado a decirme: He aquí, este pueblo que ha salido de Egipto…; ven pues, ahora, y maldícemelo… Entonces dijo Dios a Balaam: No vayas con ellos, ni maldigas al pueblo, porque bendito es” (Num.22:9-12).  El ángel agregó que los hijos de Israel eran conducidos bajo la bandera del Dios del cielo, y ninguna maldición humana podría retardar su avance.

Balaam de mala gana despidió a los mensajeros diciéndoles que regresaran con su rey, porque el Señor no le permitía ir con ellos. Entonces Balac envió a otros príncipes…”Te ruego que no dejes de venir a mí; porque sin duda te honraré mucho… Y Balaam respondió y dijo…Aunque Balac me diese su casa llena de plata y oro, no puedo traspasar la palabra de Jehová mi Dios para hacer cosa chica ni grande” (Num.22:16-18).

Por segunda vez Balaam fue probado…Anhelaba acceder al ruego del rey y aunque se le había comunicado la voluntad de Dios, rogó a los mensajeros que se quedaran, para consultar otra vez con Dios, como si el Infinito fuera un hombre sujeto a la persuasión. (PP-469-470-)

Continúa en parte 41

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: