Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.36-El príncipe del mal, aunque posee toda la sabiduría y el poder de un ángel caído, NO PUEDE CREAR O DAR VIDA, esta prerrogativa pertenece SOLO A DIOS.’ Category

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 36-

LOS ÁNGELES EN EL TIEMPO DEL ÉXODO-parte 2-

LAS PLAGAS DE EGIPTO-parte 1-

Moisés y Aarón fueron los representantes de Dios para enfrentar a un rey atrevido y desafiante, y a sacerdotes impenitentes y rebeldes que se habían aliado con los ángeles malignos. Faraón y los grandes hombres de Egipto no ignoraban acerca del sabio gobierno de Dios. Una gran luz había estado brillando a través de las edades, señalando al verdadero Dios, a su justo gobierno, y a los reclamos de su ley.

José y los hijos de Israel habían traído el conocimiento de Dios a Egipto. Aún en los tiempos de la esclavitud, no todos habían sido considerados como esclavos. Algunos israelitas habían ocupado importantes cargos y habían testificado acerca de Dios.  (The Youth Instructor)

Satanás sabía muy bien que Moisés había sido elegido por Dios para quebrantar el yugo de esclavitud sobre los hijos de Israel. Consultó con sus ángeles para decidir como obrar a fin de cumplir un doble propósito: primero, intentar destruir la influencia que Dios quería ejercer mediante Moisés, falsificando e imitando las señales y prodigios producidos por Dios.  Segundo, intentar usar a los magos y adivinos para crear, con sus magias, una influencia que persistiese a través de las edades y destruyera la que Cristo pudiese tener cuando viniera al mundo y realizara sus poderosos milagros. (Testimonies For de Church)

Moisés y Aarón entraron en los señoriales salones del rey de Egipto. Allí,  ante el monarca del reino más poderoso de aquel entonces, estaban de pie los dos representantes de la raza esclavizada, con el objeto de repetir el mandato de Dios que requería que Israel fuese librado. El rey exigió un milagro, como evidencia de su divina comisión.  Aarón tomó la vara y la arrojó al suelo ante Faraón.

Ella se convirtió en serpiente. El monarca hizo llamar a sus “sabios y  hechiceros” y “echó cada uno su vara, las cuales se volvieron culebras; más la vara de Aarón devoró las varas de ellos”.  (Exo.7:11-12)

Los magos no convirtieron sus varas en verdaderas serpientes; ayudados por el gran engañador, produjeron esa apariencia mediante la magia. Estaba más allá del poder de Satanás cambiar las varas en serpientes vivas.  El príncipe del mal, aunque posee toda la sabiduría y el poder de un ángel caído, NO PUEDE CREAR O DAR VIDA, esta prerrogativa pertenece SOLO A DIOS. Pero Satanás hizo todo lo que estaba a su alcance. Produjo una falsificación.

Para la vista humana las varas se convirtieron en serpientes. Nada había en su apariencia que las distinguiese de la serpiente producida por Moisés. Aunque el Señor hizo que la serpiente verdadera se tragara a las falsas,  Faraón no lo consideró como obra del poder de Dios, sino como resultado de una magia superior a la de sus siervos.

Faraón deseaba justificar la terquedad que manifestaba al resistirse al divino mandato, y buscó algún pretexto para menospreciar los milagros que Dios había hecho por medio de Moisés. Satanás le dio exactamente lo que quería. Mediante la obra que realizó por intermedio de los magos, hizo aparecer ante los egipcios a Moisés y Aarón como simples magos y hechiceros, y dio así a entender que su demanda no merecía el respeto debido al mensaje de un ser superior.

En esta forma la falsificación satánica logró sus propósitos; envalentonó a los egipcios en su rebelión y provocó el endurecimiento del corazón de Faraón contra la convicción del Espíritu Santo.  Satanás también esperaba turbar la fe de Moisés y de Aarón en el origen divino de su misión.  (PP-267-269)

Continúa en parte 37

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: