Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.31-“Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío..; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?” (Gen.18:25).’ Category

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 31-

LOS ÁNGELES EN LA ERA PATRIARCAL-parte 2

LA DESTRUCCIÓN DE SODOMA Y GOMORRA

Dos de los mensajeros celestiales marcharon dejando a Abrahán solo con Aquel a quien reconocía ahora como Hijos de Dios. Con profunda reverencia y humildad rogó: “He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque soy polvo y ceniza” (Gen.18:27)  Se aproximó al mensajero celestial, y fervientemente le hizo su petición. A pesar de que Lot habitaba en Sodoma, no participaba de la impiedad de sus habitantes. 

Abrahán pensó que en aquella populosa ciudad debía haber otros adoradores del verdadero Dios.  Y tomando en consideración este hecho, suplicó: “Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío..; nunca tal hagas.  El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?”  (Gen.18:25). Abrahán no imploró sólo una vez, sino muchas.  Atreviéndose a más  a medida que se le concedía lo pedido, persistió hasta que obtuvo la seguridad de que aunque hubiese allí solo diez personas justas, la ciudad sería perdonada.  (PP 134-135)

DOS ÁNGELES VISITAN A LOT

A la caída de la tarde, dos forasteros se acercaron a la puerta de la ciudad. Parecían viajeros que venían a pasar allí la noche. Nadie pudo reconocer en estos humildes caminantes a los poderosos heraldos del juicio divino, y poco pensaba la alegre e indiferente muchedumbre que, en su trato con estos mensajeros celestiales, esa misma noche colmaría la culpabilidad que condenaba a su orgullosa ciudad. 

Pero hubo un hombre que demostró a los forasteros una amable atención convidándolos a su casa.  Lot no conocía el verdadero carácter de los visitantes, pero la cortesía y la hospitalidad eran una costumbre en él. (PP-154)

Los ángeles manifestaron a Lot el objeto de su misión: “Vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo” (Gen.19:13).  Los forasteros a quienes Lot había tratado de proteger, le prometieron a su vez protegerlo a él y salvar también a todos los miembros de su familia que huyeran con él de la ciudad impía.  Lot salió para avisar a sus yernos. 

Repitió las palabras de los ángeles. “Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir la ciudad”.  Pero a ellos les pareció que Lot bromeaba.

Lleno de dolor, regresó Lot a su casa, y contó su fracaso.  Entonces los ángeles le mandaron levantarse, llevar a su esposa y a sus dos hijas que estaban aún en la casa, y abandonar la ciudad. Si no hubiera sido por los ángeles de Dios, todos habrían perecido en la ruina de Sodoma.  Los mensajeros celestiales asieron de la mano a Lot y a su mujer y a sus hijas, y los llevaron fuera de la ciudad.

Otra vez se le dio la solemne orden de apresurarse, pues la tempestad de fuego tardaría muy poco en llegar. Pero una de las personas fugitivas [la mujer de Lot] se atrevió a mirar hacia atrás, hacia la ciudad condenada, y se convirtió en un monumento del juicio de Dios.  (PP-156-158)

ABRAHÁN PROBADO

Continúa en parte 32

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: