Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.16-Satanás estaba determinado a hacer de sí mismo el centro de influencia.Si no podía ser la más alta autoridad del cielo,sería la más alta autoridad en rebelión contra el gobierno del cielo.’ Category

LA VERDAD ACERCA DE LOS ANGELES-RESPUESTAS FIRMEMENTE BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS—parte 16-

EL ORIGEN DEL MAL-parte 6-

DIOS ENFRENTA EL DESAFÍO DE SATANÁS

 

En los concilios celestiales se decidió que los principios con los cuales se actuaría no destruirían en el acto el poder de Satanás.  El propósito de Dios era colocar todas las cosas en una base de eterna seguridad.  Se debía dar tiempo a Satanás para que desarrollase los principios que serian el fundamento de su gobierno.  El universo celestial debía contemplar el resultado de esos postulados que Satanás consideraba superiores a los de Dios. 

El sistema de Dios debía ser contrastado con el sistema de Satanás.  Los principios corruptos del gobierno de Satanás debían ser revelados.  Debía demostrarse que los principios de justicia expresados en la Ley de Dios son perfectos, inmutables y eternos. (Review and Herald)

Los ángeles leales se apresuraron a llegar hasta el Hijo de Dios y le comunicaron lo que ocurría entre los ángeles.  Encontraron al Padre en consulta con su amado Hijo para determinar los medios por los cuales, por el bien de los ángeles leales, pondrían fin para siempre a la autoridad que había asumido Satanás.

El gran Dios podría haber expulsado inmediatamente del cielo a este archiengañador, pero ese no era su propósito. Daria a los rebeldes una justa oportunidad para que midieran su fuerza con su propio Hijo y sus ángeles leales. En esta batalla cada ángel elegiría su propio bando y lo pondría de manifiesto ante todos. (Historia de la Redención-pág.17).

LUCIFER LLEGA A SER SATANÁS-parte 1-

Satanás estaba determinado a hacer de sí mismo el centro de influencia. Si no podía ser la más alta autoridad del cielo, sería la más alta autoridad en rebelión contra el gobierno del cielo.  Llegaría a ser cabeza, para controlar y no ser controlado.

Muchos de los simpatizantes de Lucifer se mostraron dispuestos a escuchar el consejo de los ángeles leales y arrepentirse de su descontento para recobrar la confianza del Padre y de su amado Hijo. El poderoso rebelde declaró entonces que conocía la Ley de Dios, y que si se sometía a la obediencia servil se lo despojaría de su honra y nunca más se le confiaría su excelsa misión.

Les dijo que tanto él como ellos habían ido demasiado lejos para volver atrás, y que estaba dispuesto a afrontar las consecuencias, pues jamás se postraría para adorar servilmente al Hijo de Dios; que el Señor no los perdonaría, y que tenían que reafirmar su libertad y conquistar por la fuerza el puesto y la autoridad que se les había concedido voluntariamente. (HR-pag16-17)

Continúa en parte 17

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: