Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.77-El hábito que adquieren los jóvenes cuando el cuerpo y la mente son susceptibles a sus efectos,socava la fuerza física,impide el crecimiento del cuerpo,embota la inteligencia y corrompe la…’ Category

 LA FUENTE DE CURACION-parte 77-

ESTIMULANTES Y NARCÓTICOS –parte 2-

EL HABITO DEL TABACO-parte 2-

El uso del tabaco es perjudicial, costoso y sucio, contamina al que lo usa y molesta a los demás.  Sus adictos se encuentran en todas partes.  ¿Qué derecho tienen para viciar el aire que otros deben respirar?

Entre los niños y jóvenes el uso del tabaco hace un daño incalculable.  Las prácticas malsanas de las generaciones pasadas afectan a los niños y jóvenes de hoy.  La incapacidad mental, la debilidad física, las perturbaciones nerviosas y los deseos antinaturales se transmiten como un legado de padres a hijos, aumentan y perpetuán los malos resultados.  A esta causa se debe en gran parte la deterioración física, mental y moral que produce tanta alarma.

Los muchachos empiezan a hacer uso del tabaco en edad muy temprana.  El hábito que adquieren cuando el cuerpo y la mente son susceptibles a sus efectos, socava la fuerza física, impide el crecimiento del cuerpo, embota la inteligencia y corrompe la moralidad.

Ningún ser humano necesita tabaco; en cambio hay muchedumbres que mueren por esta causa.

LAS BEBIDAS ALCOHÓLICAS

“EL VINO ES ESCARNECEDOR, LA CERVEZA ALBOROTADORA; Y CUALQUIERA QUE POR ELLO ERRARE, NO SERÁ SABIO”       “NO MIRES AL VINO CUANDO ROJEA, CUANDO RESPLANDECE SU COLOR EN EL VASO; ENTRASE SUAVEMENTE; MAS AL FIN COMO SERPIENTE MORDERA, Y COMO BASILISCO DARÁ DOLOR” (Prov. 20:1;  23:29-32).

Ninguna mano humana pinto jamás un cuadro más vivo del envilecimiento y la esclavitud de la víctima de las bebidas embriagantes.  Sujetada, degradada, no puede librarse del lazo, siquiera cuando llega a darse cuenta de su estado, y dice “AUN LO TORNARE A BUSCAR” (vers. 35).

No se necesitan argumentos para demostrar los malos efectos de las bebidas embriagantes.  Almas por quienes Cristo murió y por los cuales lloran los ángeles, se ven en todas partes. 

¿Y quién puede describir la agonía, la desesperación que esconde el hogar del bebedor?  Su esposa a quién la suerte ha unido a un ser humano embrutecido por la bebida y transformado en un demonio.  Sus hijos que viven aterrorizados por el que debería ser su orgullo y su amparo.

LAS BEBIDAS FERMENTADAS

Se llega a la embriaguez tan ciertamente con el vino, la cerveza y la sidra, como con bebidas más fuertes.  El uso de bebidas que tienen menos alcohol despierta el deseo de consumir las más fuertes, y así se contrae el hábito de beber. 

La moderación en la bebida es la escuela en que se educan los hombres para la carrera de borrachos.  Tan insidiosa es la obra de estos estimulantes más leves, que la víctima entra por el camino ancho que lleva a la costumbre de emborracharse antes de que se haya dado cuenta del peligro.

Algunos que nunca son tenidos por ebrios están siempre bajo la influencia de bebidas embriagantes débiles.  Su genio es inestable y desequilibrado.  Creyéndose en seguridad siguen adelante, hasta derribar toda barrera y sacrificar todo principio.  Las resoluciones más firmes quedan socavadas;  las más altas consideraciones no bastan para sujetar sus apetitos a la razón.

El vino que Cristo hizo con agua en las bodas de Canan era zumo puro de uva.  Este es el “mosto” que se halla en el “racimo”, del cual dice la Escritura “NO LO DESPERDICIES, QUE BENDICIÓN HAY EN EL”.  (Isaias:65:8)

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: