Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.40- Una colaboración gozosa es indispensable en la recuperación de la salud perdida; la tenemos cuando comprendemos el infinito amor de Dios y su perfecto plan de alimentación.’ Category

LA FUENTE DE CURACION-parte 40

EL CUIDADO DEL CUERPO HUMANO-parte 3-

“DULCE ES EL SUEÑO DEL TRABAJADOR” –dice la Sagrada Biblia-

Cada bebé que nace, trae consigo cierto depósito de energía que gastará durante la vida.  Este depósito varía en cada persona de acuerdo a la herencia.  Pero lo que más importa, es la rapidez con que consumimos la energía disponible.  Si nos desvelamos con frecuencia, estaremos quemando la vela por ambos cabos, acortando así nuestros días de vida. 

Por eso, la duración de la vida, tiene que ver con el cuidado y empeño que pongamos en mantener un estado favorable de salud, al observar fielmente cada día, los 8 principios generadores de salud ya enunciados anteriormente, entre los cuales está, el descanso.

Dentro de nuestras células existen las mitocondrias, las cuales son como baterías que se recargan de energía durante el sueño de la noche para consumirse al día siguiente.  Al proceso biológico generador de energía se le llama ’ciclo circadiano’, porque tiene un horario establecido. 

Con cada hora de sueño antes de la media noche, estas baterías se recargan el doble, quedando completamente cargadas alrededor de las 2 o 3 de la madrugada, misma que se va consumiendo poco a poco durante el transcurso del día, para quedar descargado casi completamente entre 6 y 7 de la tarde.  El trabajo de restauración no podrá llevarse a cabo cabalmente hasta que haya sido digerida la última porción de alimento, por eso las cenas tardías y abundantes son contra la salud.

ALIMENTACION AL ALCANCE DE TODOS

Una colaboración gozosa es indispensable en la recuperación de la salud perdida; y lo tenemos cuando comprendemos el infinito amor de Dios y su perfecto plan de alimentación:

“Y DIJO DIOS: HE AQUÍ QUE OS HE DADO TODA PLANTA QUE DA SEMILLA, QUE ESTA SOBRE TODA LA TIERRA, Y TODO ÁRBOL EN QUE HAY FRUTO Y QUE DA SEMILLA, OS SERÁN PARA COMER”.  (Gen.1:29)

Después de la caída de Adán, Dios añadió verduras, dándole a la familia humana, otra oportunidad de confiar en su Creador, comiendo las verduras para evitar enfermarse y curar su dolor.  Y dijo Dios:  

“POR CUANTO OBEDECISTE A LA VOZ DE TU MUJER, Y COMISTE DEL ÁRBOL DE QUE TE MANDE DICIENDO: NO COMERAS DE EL; MALDITA SERÁ LA TIERRA POR TU CAUSA; CON DOLOR COMERAS DE ELLA TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA….  ESPINOS Y CARDOS TE PRODUCIRA, Y COMERAS PLANTAS DEL CAMPO”.  (Gen. 3-17-18)

La alimentación ideal es la misma que el Creador diseño desde la creación.  No le falta nada.  Esto es cierto, siempre que nos alimentemos con 1) frutas.  2) verduras.  3) cereales completos.  4) leguminosas.  5) y oleaginosas.  Los hay rojos, amarillos, anaranjados, verdes, azules y morados; cada color contiene elementos nutritivos que ayudan a las células a cumplir su trabajo.

El color morado de frutas y verduras se debe a las antocianinas, sustancias antioxidantes que : 1) protegen el corazón; 2) mejoran la circulación venosa; 3) disminuyen la síntesis-formación de colesterol en el hígado; 4) regeneran los pigmentos de la retina mejorando la visión y además, 5) son buenos antisépticos urinarios (combaten infecciones urinarias).

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: