Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.93-Respuestas a otras preguntas-continuación- ¿Son las leyes de la salud, y el comer y beber, realmente importantes para mí? Si amo al Señor, ¿no es suficiente?’ Category

HECHOS ASOMBROSOS-parte 93

RESPUESTAS A OTRAS PREGUNTAS-continuación-

  • 3. ¿Pero no limpió Jesús todos los animales en la visión de Pedro tal como se registra en Hechos 10?

Respuesta: ¡NO! De ninguna manera.  De hecho, la visión no se refería a animales sino a personas.  Dios le dio a Pedro esta visión para mostrarle que los gentiles no eran inmundos como pensaban los judíos.  Cornelio, un gentil, por instrucción de Dios, había mandado a ciertos hombres a visitar a Pedro.  Pero Pedro habría rehusado verlos si Dios no le hubiera dado esta visión, porque la ley judía prohibía recibir a los gentiles.  Así que cuando llegaron los hombres, Pedro les dio la bienvenida.

Explicó que él no los hubiera recibido, pero agregó: “A mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo” (vers. 28).  En el próximo capítulo (Hechos 11) vemos que los miembros de la iglesia resistieron a Pedro y lo criticaron por hablar con esos gentiles. Por eso el les contó toda la historia de su visión y su significado.  Y el versículo 18 dice: “Oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!”

  • 4. “No lo que entra en la boca contamina al hombre; más lo que sale de la boca” (Mateo 15:11).

Respuesta: El tema de Mateo 15:1-20 es comer sin lavarse primero las manos (lea el vers.2).  El tema no es comer, sino lavarse.  Los escribas enseñaban que cualquier alimento consumido sin cumplir con una ceremonia especial de lavado contaminaba al que comía.  Jesús enseñó que las ceremonias de lavado de manos no tenían significado.  En el versículo 19, mencionó ciertos males: homicidios, adulterios, robos, etc.  Entonces añadió: “Estas cosas son las que contamina al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre” (vers.20).

  • 5. Romanos 14:3, 14, 20: “El que no come, no juzgue al que come”. “Nada es inmundo en sí mismo”.  “Todas las cosas a la verdad son limpias”.

Respuesta: Los versículos 3 al 6 hablan de los que comen ciertas cosas en contraposición con los que no las comen.  El pasaje no dice cuales tienen razón, sino aconseja que ninguno juzgue al otro, sino que le deje a Dios la tarea de juzgar. (Vea los versículos 4, 10-12)  Los versículos 14 al 20 se refieren a alimentos que habían sido primeramente ofrecidos a los ídolos (y por lo cuál eran ceremonialmente inmundos). 

Pero no se refiere a las carnes limpias e inmundas de Levítico 11, (léase 1 Corintios 8: 1, 4, 10, 13). El punto bajo consideración era que ningún alimento es “inmundo” o “impuro” solamente porque anteriormente haya sido ofrecido a los ídolos, porque “un ídolo nada es en el mundo” (1 Cor.8:4).  Pero si la conciencia de una persona le molesta por comer ese alimento, debe dejarlo y no comerlo, o si al comerlo ofende a un hermano, también debe abstenerse de consumirlo.

  • 6. ¿Son las leyes de la salud, y el comer y beber, realmente importantes para mí? Si amo al Señor, ¿no es suficiente?

Respuesta: Son un asunto de vida o muerte, porque esas leyes implican la obediencia. Cristo “Vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen” (Hebreos 5:9).  “No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21).  Aquí está implicado el amor de Cristo, porque El dice: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15).  Cuando en realidad amamos al Señor, le obedeceremos con gozo sin rodeos ni excusas. 

ESTA ES LA PRUEBA SUPREMA.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: