Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.33-“No se ponga el sol sobre vuestro enojo” (Efe.4:26).’ Category

HECHOS ASOMBROSOSparte 33-

  • 5. NUNCA SE RETIREN A DORMIR ENOJADOS.

No se ponga el sol sobre vuestro enojo” (Efe.4:26). “Confesaos vuestras ofensas unos a otros” (Sant.5:16). “Olvidando ciertamente lo que queda atrás” (Filip.3:13). “Sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efe.4:32)

Nota: Permanecer enojados el uno con el otro por ofensas pequeñas o grandes es muy peligroso.  A menos que se resuelvan prontamente, aún los problemas más pequeños se establecen en la mente como convicciones y actitudes que afectarán adversamente toda su filosofía de la vida.  Por eso Dios nos pide que eliminemos todo enojo antes de retirarnos a dormir. Sean nobles para perdonar y decir con sinceridad “Perdóname”.  Después de todo nadie es perfecto.  Reconozcan el error cuando lo cometan.  Además, reconciliarse es una experiencia muy agradable, y tiene poder extraordinario para mantenerlos unidos.

  • 6. MANTENGAN A CRISTO COMO CENTRO DEL HOGAR

“Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican” (Sal.127:1).”Reconócelo en todos tus caminos y El enderezará tus veredas” (Prov.3:6). “La paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filip.4:7).

Nota: Esta es la gran regla que en realidad cubre todas las demás. ¡Ponga a Cristo primero!  El verdadero secreto de la felicidad en el hogar no es diplomacia, estrategia y esfuerzos incansables por vencer problemas, sino más bien la unión con Cristo.  Los corazones llenos del amor de Dios nunca pueden estar separados el uno del otro.  Con Cristo en el hogar, el matrimonio tendrá éxito.  El Evangelio es el remedio eficaz para todos los matrimonios que están llenos de odio, amargura y chasco.  El Evangelio previene miles de divorcios, restaurando milagrosamente el amor y la felicidad.  También salvará su hogar, si Ud. lo permite.

  • 7. OREN JUNTOS.

“Velad y orad, para que no entréis en tentación.  El espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil” (Mateo 26:41).  “Orad unos por otros” (Sant.5:16). “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cuál da a todos abundantemente, y sin reproche” (Sant.1:5).

Nota: Oren en voz alta uno por el otro. ¡Esta es una regla maravillosa!  Arrodíllense delante de Dios y pídanle verdadero amor el uno por el otro, perdón, fortaleza y sabiduría para la solución de sus problemas.  Dios ha dado garantía personal de que El contestará.  La persona que ora no es automáticamente curada de todas sus faltas, pero tendrá un corazón que anhelará hacer lo recto.  Ningún hogar se destruirá jamás mientras el esposo y la esposa oran el uno por el otro, pidiendo ayuda a Dios.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: