Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.05-LAS MORADAS DE DIOS-“En la casa de mi padre muchas moradas hay…voy, pues, a preparar lugar para vosotros…Para que donde yo estoy, vosotros también estéis”.’ Category

ESPERANZA EN LA PALABRA-JESÚS LA UNICA ESPERANZA-parte 5-

UNA PATRIA PARA TODOS-parte 2-

LA BIBLIA NOS PROMETE UN HOGAR DEFINITIVO, AL ALCANCE DE NUESTRAS ESPERANZAS.

LAS MORADAS DE DIOS-parte 1-

Cuando estaba a punto de separarse de sus discípulos, Jesús les prometió:

“EN LA CASA DE MI PADRE MUCHAS MORADAS HAY…VOY, PUES, A PREPARAR LUGAR PARA VOSOTROS. Y SI ME FUERE Y OS PREPARARE  LUGAR, VENDRÉ OTRA VEZ, Y OS TOMARE A MI MISMO, PARA QUE DONDE YO ESTOY, VOSOTROS TAMBIÉN ESTEIS” (JUAN 14:2, 3).

De modo que la restauración del hombre al hogar original que Dios le había dado, no es una idea vaga, creada por la imaginación de los hombres. Más bien, ¡es una promesa hecha por Jesús mismo! Hay cuatro verdades que las Escrituras tratan de comunicarnos en relación al hogar que el Cielo tiene preparado para nosotros. Será un hogar reservado para los que acepten a Jesús como su Salvador. Jesús dijo:

“YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA; EL QUE CREE EN MI, AUNQUE ESTE MUERTO, VIVIRÁ.  Y TODO AQUEL QUE VIVE Y CREE EN MÍ, NO MORIRÁ ETERNAMENTE…” (JUAN 11:25, 26).

Para ponerle fin a la era presente de pecado y dolor, Jesús aparecerá en los cielos en forma majestuosa, en un acontecimiento jamás imaginado por ser humano alguno.  Entonces, habrá dos grupos de seres humanos; aquellos que no creyeron en Jesús, y que ahora miran con espanto las escenas que acontecen delante de sus ojos, y aquellos que le esperaban con anhelo. (Mateo 24:30, 31).

A este último grupo el Señor lo llevará consigo para que esté con El en la ciudad eterna que ha preparado (Apocalipsis 21:2).  Será un grupo incontable, compuesto por gentes de todas las razas y épocas de la historia de esta tierra, que creyeron en el poder de la sangre de Jesús para salvar (Apocalipsis 7:9-14).

El nuevo hogar incluye una ciudad real. Juan describe esta ciudad en términos que no nos dejan lugar a dudas.  Al contemplarla en visión, el profeta miró en ella:

“…LA GLORIA DE DIOS. Y SU FULGOR ERA SEMEJANTE AL DE UNA PIEDRA PRECIOSÍSIMA, COMO PIEDRA DE JASPE, DIÁFANA COMO EL CRISTAL.  TENÍA UN MURO GRANDE Y ALTO CON DOCE PUERTAS…EL MATERIAL DE SU MURO ERA DE JASPE; PERO LA CIUDAD ERA DE ORO PURO, SEMEJANTE AL VIDRIO LIMPIO…Y NO VI EN ELLA TEMPLO; PORQUE EL SEÑOR DIOS TODOPODEROSO ES EL TEMPLO DE ELLA, Y EL CORDERO” (APOCALIPSIS 21:11, 12, 18, 22).

Sin duda, lo más maravilloso de esta ciudad, es que:

“EL TRONO DE DIOS Y DEL CORDERO ESTARÁ EN ELLA” (APOCALIPSIS 22:3)

Es decir, la ciudad que Jesús nos dará por herencia ¡será el asiento del trono de Dios! Que enorme privilegio, ¡los redimidos tendrán a Dios mismo como vecino!

Continúa en parte 6

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: