Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.44-LA PROMESA DEL ESPÍRITU se piensa poco; la falta del poder divino resulta en : sequía, tinieblas, decadencia y muerte espiritual.’ Category

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 44-

EL ESPÍRITU SANTO-parte 4-

PROMESA NO APRECIADA

CRISTO declaró que la influencia divina del Espíritu había de acompañar a sus discípulos hasta el fin. Pero la promesa no es apreciada como debiera serlo; por lo tanto, su cumplimiento no se ve como debiera verse.

La promesa del Espíritu es algo en lo cual se piensa poco; y el resultado es tan sólo lo que podría esperarse; sequía, tinieblas, decadencia y muerte espiritual. Los asuntos de menor importancia ocupan la atención y, aunque es ofrecido en su infinita plenitud, falta el poder divino que es necesario para el crecimiento y prosperidad de la iglesia y que traería todas las otras bendiciones en su estela. (Joyas de los Testimonios)

ALGUNOS ESPERAN OCIOSAMENTE EL REFRIGERIO

HAY ALGUNOS que, en lugar de aprovechar sabiamente las oportunidades presentes, están esperando ociosamente que alguna ocasión especial de refrigerio espiritual aumente grandemente su capacidad de iluminar a otros. Descuidan sus deberes y privilegios actuales y permiten que su luz se empañe a la espera de un tiempo futuro en el cual, sin ningún esfuerzo de su parte, sean hechos los recipientes de bendiciones especiales que los transformen y capaciten para servir. (Los Hechos de los Apóstoles)

EL SUCESOR DE CRISTO

EL ESPÍRITU SANTO es el representante de Cristo, pero despojado de la personalidad humana e independiente de ella. Estorbado por la humanidad, Cristo no podía estar en todo lugar personalmente. Por lo tanto convenía a sus discípulos que fuese al Padre y enviase al Espíritu para ser su sucesor en la tierra. Nadie podría entonces tener ventaja por su situación o su contacto personal con Cristo. Por el Espíritu el Salvador será accesible a todos. En este sentido estaría más cerca de ellos que si no hubiese ascendido a lo alto. (El Deseado de Todas las Gentes)

EL ESPÍRITU SANTO HA OBRADO DESDE EL PRINCIPIO

DESDE EL PRINCIPIO DIOS ha estado obrando por su Espíritu Santo mediante instrumentos humanos para el cumplimiento de su propósito a favor de la raza caída. Esto se manifestó en la vida de los patriarcas.

A la iglesia del desierto también, en los días de Moisés, Dios le dio su “Espíritu para enseñarlos”. Y en los días de los apóstoles obró poderosamente a favor de su iglesia por medio del Espíritu Santo.

El mismo poder que sostuvo a los patriarcas, que dio fe y ánimo a Caleb y Josué, y que hizo eficaz la obra de la iglesia apostólica, sostuvo a los fieles hijos de Dios en cada siglo sucesivo. Fue el poder del Espíritu Santo lo que durante la época del oscurantismo permitió a los cristianos valdenses contribuir a la preparación del terreno para la Reforma. Fue el mismo poder lo que hizo eficaces los esfuerzos de muchos nobles hombres y mujeres que abrieron el camino para el establecimiento de las misiones modernas, y para la traducción de la Biblia a los idiomas y dialectos de todas las naciones y pueblos. (Los Hechos de los Apóstoles)

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: