Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.32-EL REMEDIO SEGURO-En los días más sombríos,cuando en apariencia hay más peligro,no temamos.TENGAMOS FE EN DIOS.’ Category

EL LLAMADO DE DIOS AL SERVICIO-parte 32-

EL DESPERTAR-parte 13-

LA FUERZA VIENE CON EL EJERCICIO

TODOS los que ponen en uso las facultades que Dios les ha dado tendrán capacidad acrecentada para dedicar a su servicio. Los que no hacen nada en la causa de Dios dejarán de crecer en la gracia y en el conocimiento de la verdad. Una persona que permanece sentado y rehúsa ejercitar sus miembros, perderá pronto toda facultad de usarlos. De la misma forma el cristiano que no ejercita las facultades que Dios le ha dado, no solamente deja de crecer en Cristo, sino que pierde la fuerza que una vez tenía.

Son aquellos que, con todo amor a Dios y a sus semejantes, están luchando para ayudar a otros, los que llegar a estar establecidos, fortalecidos y afirmados en la verdad. El verdadero cristiano trabaja para Dios, no por impulso, sino por principio; no durante un día o un mes, sino durante toda la vida. (Testimonies)

EL REMEDIO SEGURO

PARA los desalentados hay un remedio seguro en la fe, la oración y el trabajo. La fe y la actividad impartirán seguridad y una satisfacción que aumentarán de día en día. En los días más sombríos, cuando en apariencia hay más peligro, no temamos. Tengamos fe en Dios. El conoce nuestra necesidad. Tiene toda potestad. Su compasión y amor infinitos son incansables. No temamos que deje de cumplir sus promesas. EL ES LA VERDAD ETERNA.

Nunca cambiará el pacto que hizo con los que le aman. Y otorgará a sus fieles siervos la medida de eficiencia que su necesidad exige. (Profetas y Reyes)

Hay solamente una cura verdadera para la pereza espiritual, y ésta es el trabajo: el trabajar por las almas que necesitan nuestra ayuda. (Testimonies)

Tal es la receta que Cristo prescribió para el alma que desmaya, duda y tiembla. Levántense los pesarosos, los que andan tristes delante del Señor, y socorran a alguien que necesita auxilio. (Joyas de los Testimonios)

Los cristianos que están creciendo constantemente en fervor, en celo y en amor, nunca apostatarán. Son aquellos que no se hallan ocupados en una labor abnegada los que tiene una experiencia enfermiza, y llegan a agotarse por la lucha, dudando, murmurando, pecando, y arrepintiéndose, hasta que pierden todo sentido de lo que constituye la genuina religión. Sienten que no pueden regresar al mundo, y así se mantienen en los contornos de Sión, albergando pequeños celos, envidias, chascos y remordimientos, y se alimentan de los errores de los demás. Tienen sólo una experiencia de desesperación y de falta de fe en su vida religiosa. (Review and Herald)

ASPIREMOS A LA CORONA CELESTIAL

NO DEBEMOS cansarnos ni desmayar. Sería una terrible pérdida permutar la gloria perdurable por la comodidad, la conveniencia y el placer, o por las complacencias carnales. Un premio de la mano de Dios aguarda al vencedor. Ninguno de nosotros lo merece; es gratuito de su parte. Este don será admirable y glorioso, pero recordemos que “una estrella difiere de otra en gloria”. Pero mientras se nos insta a luchar por la victoria, pongámonos por blanco, con el poder de Jesús, obtener una corona cargada de estrellas. “Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad”. (Review and Herald)

SE HA PAGADO POR EL SERVICIO

-Continúa en parte 33-

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: