Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.05-LAS ESTRELLAS EN SU CURSO- La cosmología del Génesis representa la ruptura completa con las mitologías paganas del antiguo Oriente Medio socavando las cosmologías míticas prevalentes allí.’ Category

DOS=UNO-El CONCEPTO DE UNIDAD-parte 5-

LAS ESTRELLAS EN SU CURSO

Hay dos palabras, macrocosmos y microcosmos, que se usan para denotar los opuestos primarios: el cielo y la tierra, que se cree están en correspondencia o simpatía.  Macrocosmos significa sol, luna y estrellas: los cuerpos celestiales que se considera operan como opuestos, aunque armonizados. 

Del mismo modo, microcosmos: la tierra, el hombre y su mundo, se suponen que están armonizados.  La comprensión de estas dos palabras y como se usan nos revelará la idea básica de unidad en su interpretación de unión o mezcla de contrarios. 

Con el propósito de adelantar la filosofía de la unidad de todas las cosas, los caldeos establecieron un sistema que conocemos hoy con el nombre de zodíaco.  Esta idea llegó a extenderse a todos los confines de la tierra, Muchos de estos signos contribuyen a la noción de conjunción de opuestos. El zodíaco fue hecho semejante a una rueda con los tiempos y estaciones cambiantes, y más aun a la rueda de la vida. 

El hindú la ve como la rueda de transmigración, el budista como la rueda de la plenitud, y el taoísta de la China, a través del yang y el yin y el círculo de la armonía, todos visualizan la correspondencia o simpatías entre opuestos.

Esto no sólo se aplicó a los cielos, sino al hombre, al microcosmos, que se consideró tenía una identificación directa con el macrocosmos, estando cada órgano y área del cuerpo en relación con un área del zodíaco equivalente.  El adivino o barú tenía manuales y modelos que indicaban la correspondencia del cuerpo no sólo con las estrellas sino con los minerales, plantas y dioses, todo identificado con diferentes secciones del cuerpo.

El bien y el mal, lo sagrado y lo profano, lo sensual y lo espiritual, lo mundano y lo trascendental, la ignorancia y la iluminación, samsara y nirvana, etc. no son contrarios absolutos o conceptos de categorías distintas, sino dos aspectos de la misma realidad.

En contraste con estas filosofías que satura el mundo antiguo y que a penetrado  en nuestro mundo moderno, hay la declaración de un Poder Supremo, personal y absoluto, cuyo carácter es    sólo   lo bueno, que no tolera el mal y que en ningún momento coopera u obra en armonía con el rebelde universo. La Biblia  dice que este Dios único, por medio de su poder creativo total y con su sola palabra, dio existencia a todas las cosas.

La noción de creatividad, empezando en la unión de opuestos, está en contradicción directa con el relato de la creación del Génesis, que afirma que ocurrió por medio de un proceso de división sucesiva tal como vemos en la reproducción de la célula. No hay ninguna sugerencia de que la creación se realizara por medio de la unión de opuestos o diferencias, sino una orden directa de que cada especie continuara la reproducción de si misma. 

Cuando todo ello opera según designó  del Creador, sabemos que Dios, al contemplarlo dice que “era bueno en gran manera”.

Es digno de notar que David, el salmista bíblico escribió acerca del poder creador de Dios:”Porque El dijo y fue hecho; El mandó, y así fue”.

El maravilloso cuadro de la cosmología del Génesis es que Dios es el Creador y que en contraste con el cuadro mítico común del antiguo Oriente Medio no hay fuerza, ni deidad, ni elemento, opuesto a la actividad soberana del Creador Supremo. La cosmología del Génesis representa la ruptura completa  con las mitologías paganas del antiguo Oriente Medio socavando las cosmologías míticas prevalentes allí.

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: