Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.23-Satanás conduce al espiritualmente muerto por una espiral de desobediencia y pecado. Pero Dios les ofrece la salvación de su cautiverio.’ Category

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 23-

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN LA VIDA-parte 1-

 

6-una segunda oportunidad-

Después de vivir casi toda “su vida como budista, se le preguntó a un anciano que vivía en Singapur, y que ahora era cristiano, qué diferencia había entre ser budista o ser cristiano.

“Es muy fácil –respondió el anciano-. Desde que acepté a Jesús como mi Salvador, tengo paz en mi corazón”.  Esa es la experiencia de los que aceptan a Cristo.

“Tú (Dios) guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado”  (Isaías 26:3)

Vivir la vida cristiana nos lleva a vivir en perfecta paz- un sentimiento pleno de seguridad y bienestar.

  • ¿QUE SIGNIFICA ESTAR PERDIDO?

Hay dos clases de vida: La espiritual y la física.  Es posible que una persona esté físicamente viva, y sin embargo, esté muerta…espiritualmente.

“Cuando ESTABAIS MUERTOS EN VUESTROS DELITOS Y PECADOS, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, EL ESPÍRITU QUE AHORA OPERA en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:1, 2).

Satanás conduce al que está espiritualmente muerto por una espiral descendente de desobediencia y pecado. Pero lo maravilloso del evangelio es que Dios ama tanto a la gente perdida.

El ama a los que están muertos en sus pecados y les ofrece la completa y gratuita salvación de su cautiverio.

“Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, AUN ESTANDO NOSOTROS MUERTOS EN PECADOS, NOS DIO VIDA JUNTAMENTE CON CRISTO…para mostrar… las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (Efesios 2:4-7).

Dios nos amó cuando no había nada bueno en  nosotros y no merecíamos ser amados. Pero su gracia creó en nosotros una nueva vida en Cristo.  Nosotros no podemos cambiarnos a nosotros mismos, pero Dios puede hacerlo.

Cuando vamos a El con fe y sumisión, nos da una segunda oportunidad, gratuitamente.

  • ¿DE QUE NECESITAMOS SER SALVADOS?

Continúa en parte 24

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: