Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.01- PODEMOS CREER EN DIOS–parte 1-El complejo diseño del cerebro humano y de otros órganos de nuestro cuerpo son las “obras” de Dios, y hablan de la infinita destreza de su diseñador.’ Category

 

DESCUBRA: GUÍA QUE LE AYUDARÁ A COMPRENDER MEJOR A DIOS Y A CREER EN EL-parte 1-

PODEMOS CREER EN DIOS –parte 1-

descubra-parte 1-

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza…Y CREO DIOS AL HOMBRE A SU IMAGEN, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. –Génesis 1:26-27

Juan le preguntó a un ateo si alguna vez había acariciado la idea de que Dios existe.

“¡Por supuesto! –respondió el ateo-. Cuando nació nuestro primer hijo casi llegué a creer en Dios. Al ver a esa criatura pequeña, pero perfecta, y observar sus flexibles deditos y su inteligente mirada, pasé por un período en el que casi dejo de ser ateo. Al mirar a ese niñito, casi me convencí de que Dios existe”.

  • TODO DISEÑO TIENE UN DISEÑADOR

 

El diseño del cuerpo humano exige la existencia de un diseñador. Los científicos nos dicen que el cerebro almacena y recuerda miles de imágenes mentales, reúne detalles y soluciona problemas, aprecia la belleza.

Los impulsos eléctricos originados en el cerebro controlan toda la actividad muscular de nuestros cuerpos.

Las computadoras también funcionan con impulsos eléctricos, pero fueron mentes humanas quienes las inventaron y son mentes humanas las que las programan y les indican lo que tienen que hacer.

Por eso es que el salmista concluye que el cuerpo humano habla claramente de un Creador:

“Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien”. —Salmo 139:14

No tenemos que ir muy lejos para hallar las “obras” de Dios. El complejo diseño del cerebro humano y de otros órganos de nuestro cuerpo son las “obras” de Dios, y hablan de la infinita destreza de su diseñador.

No hay bomba creada por el hombre que se pueda comparar con el corazón humano. No hay sistema de computadoras que pueda igualar a la red que conforma el sistema nervioso. No hay televisor tan eficiente como lo es la voz, el oído y el ojo humanos.

No hay equipo de aire acondicionado y calefacción que se puede comparar al trabajo que realizan nuestra nariz, nuestros pulmones, y nuestra piel. La complejidad del cuerpo humano indica que alguien lo diseñó, y ese Alguien es Dios.

El cuerpo humano es un conjunto de órganos –todos relacionados entre sí; todos minuciosamente diseñados. Los pulmones, el corazón, los nervios y los músculos, todos realizan complicadas e increíbles funciones que dependen de las complicadas e increíbles funciones de los otros.

Si usted marca diez monedas del uno al diez, y las pone en su bolsillo, las revuelve y luego las saca una a una, ¿cuáles son las posibilidades que tiene de que lo haga en la misma secuencia? La ley matemática nos dice que solamente hay una en diez mil millones de que eso ocurra.

Piense ahora en el cerebro, el corazón, los pulmones, las arterias, las venas, los riñones, los oídos, los ojos, los dientes, trabajando juntos y comenzado sus funciones al mismo tiempo.

¿Cuál es la más razonable explicación para el diseño del cuerpo humano?

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza…Y CREO DIOS AL HOMBRE A SU IMAGEN, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. –Génesis 1:26-27

Dios nos diseñó a su imagen. EL es el Ingeniero Supremo que nos trajo a la existencia.

  • TODO LO HECHO TIENE UN HACEDOR

 

Continúa en parte 2

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: