Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.22-“Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de la aguas” (Apoc.14:7).’ Category

CRISTO EN SU SANTUARIO-parte 22-

NUESTRO SUMO SACERDOTE

EL SANTUARIO Y EL SÁBADO-parte 3-

Los hombres trataron de cerrar la puerta que Dios había abierto y de abrir la que El había cerrado. Pero “El que abre, y ninguno cierra; y cierra, y ninguno abre”, había declarado: “He aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie podrá cerrar” (Apoc.3:7, 8).  Cristo había abierto la puerta, o ministerio, del Lugar Santísimo; la luz brillaba desde la puerta abierta del Santuario Celestial, y se vio que el cuarto mandamiento estaba incluido en la Ley allí encerrada; lo que Dios había establecido, NADIE podía derribarlo.

Los que habían aceptado la luz referente a la mediación de Cristo y a la perpetuidad de la Ley de Dios, encontraron que éstas eran las verdades presentadas en el capítulo 14 de Apocalipsis. Los mensajes de este capítulo constituyen una triple amonestación que debe servir para preparar a los habitantes de la tierra para la segunda venida del Señor.  La declaración: “Ha llegado la hora del juicio”, indica la obra final de la actuación de Cristo para la salvación de los hombres. Presenta una verdad que debe seguir siendo proclamada hasta el fin de la intercesión del Salvador y su regreso a la tierra para llevar a su pueblo consigo. 

La obra del juicio ya empezó, y debe proseguir hasta que sean falladas las causas de todos los hombres, tanto de los vivos como de los muertos; debe extenderse hasta el fin del tiempo de gracia concedido a la humanidad.  Y para que los hombres estén debidamente preparados para subsistir en el juicio, el mensaje les manda: “Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de la aguas” (Apoc.14:7).  El resultado de la aceptación de estos mensajes está indicado en las palabras: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (vers.12).

Para subsistir ante el juicio el hombre tiene que guardar la Ley de Dios.  Esta Ley será la piedra de toque en el juicio.   (El Gran Conflicto, pags.486-489).       

PREGUNTAS PARA MEDITAR

1 ¿Qué se entendió por la “puerta abierta”, y quién la había abierto?

2 ¿Al abrirse el Templo del Cielo, ¿Qué se reveló?

3 ¿Qué relación existe entre la Ley de Dios que se encuentra en el Santuario Celestial, y la Ley que se había depositado en el arca, en el santuario terrenal?

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: