Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.09-COMO CONVIVIR CON LAS TENSIONES-Tratamos de guiar nuestras vidas a través de problemas turbulentos y de evitar los constantes peligros que surgen en forma brusca y repentina.’ Category

BUENA SALUD-conocimientos que le otorgarán una herramienta práctica y positiva para el resto de su vida-parte 9-

SALUD Y BELLEZA

 

COMO CONVIVIR CON LAS TENSIONES

Era uno de esos días que le hacen sentir a uno la alegría de vivir. Guillermo estaba lleno de entusiasmo y expectativa porque en ese día iba a pasar por primera vez los rápidos del río.

Los deshielos de la primavera habían derretido gran parte de la nieve de las montañas y las aguas se precipitaban impetuosamente de orilla a orilla remolineando en las agudas curvas del cauce, mientras las flores multicolores hacían fulgurar las márgenes del río.

Pero ésta no era ocasión propicia para contemplar las flores.  Guillermo se aproximaba velozmente a los rápidos del río y toda su habilidad y su fuerza serían puestas a prueba en lucha con las aguas turbulentas.

A medida que aumentaba su velocidad, él concentraba su esfuerzo en conducir su bote a través de las remolinantes aguas.

Repentinamente el bote comenzó a ser sacudido por las aguas espumantes. Fuerzas invisibles lo empujaban a la derecha y luego a la izquierda.  Finas gotas de agua golpeaban con furia en el rostro de Guillermo, quien maniobraba los remos con todas sus fuerzas, tratando de evitar que el bote volcase al ser agitado como un corcho por las aguas.

De pronto el bote fue arrojado violentamente hacia la derecha por las aguas traicioneras.

“¡Cuidado!” –le gritó su hermana desde la orilla.  Pero Guillermo no la oyó, tan tensa era su lucha con el río.  Un remo se quebró cuando él lo apoyó en la barranca para  evitar que el bote se despedazara contra las piedras.

El impacto empujó el bote hacia la corriente principal que comenzó a agitarlo locamente para arriba y para abajo hasta que llegó a aguas más tranquilas.

Con el remo que le quedaba, Guillermo aproximó el bote a la orilla, saltó a tierra, arrastró su bote y lo amarró a un árbol fuera del alcance de la torrentosa corriente y entonces murmuró: “Muy bien, ésto es suficiente por hoy”.

La existencia se asemeja a esta aventura. Tratamos de guiar nuestras vidas a través de problemas turbulentos y de evitar los constantes peligros que surgen en forma brusca y repentina.

Para muchísimas personas que se sienten arrastradas por las corrientes tempestuosas de las tensiones y presiones de la vida, es muy significativo el texto de una canción que dice: “Paren el mundo que me quiero bajar”

ACTITUDES EQUIVOCADAS

Continúa en parte 10

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: