Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.28-Ocho principios o remedios naturales son: aire puro, luz solar, abstinencia, descanso, ejercicio, una dieta adecuada, el agua y la confianza en el poder divino.’ Category

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 28-

PRINCIPIOS DEL SANO VIVIR -parte 1-

No tenemos que estar enfermos todo el tiempo.  Las leyes de la naturaleza son las leyes de Dios. Aprenderlas y obedecerlas puede capacitar a cada uno de nosotros para vivir una vida más completa y feliz. Nuestras mentes estarán más claras, nuestros cuerpos más sanos, y podremos servir mejor a Dios. Aquí están los principios básicos del sano vivir que nos ayudarán.

Hoy en día, estamos tan acostumbrados a las drogas y medicamentos químicos, que nos asombra el hecho que Centros de Tratamientos Naturales de hace cien  o más años atrás utilizaran una combinación de los ocho principios o remedios naturales (aire puro, luz solar, abstinencia, descanso, ejercicio, una dieta adecuada, el uso del agua por dentro y fuera, y la confianza en el poder divino) para restaurar la salud de casi cualquier enfermedad-sin los efectos perniciosos de las drogas o medicamentos químicos, los cuales son, de una u otra forma, venenosos y altamente perjudiciales.

“Una práctica que prepara el terreno para un gran acopio de enfermedades y de males aún peores, es el libre uso de drogas venenosas. Cuando se sienten atacados por alguna enfermedad muchos no quieren darse el trabajo de buscar la causa. Su principal afán es librarse del dolor y molestias. Por tanto, recurren a específicos, cuyas propiedades apenas conocen, o acuden al médico para conseguir algún remedio que neutralice las consecuencias de su error, pero no piensan en modificar sus hábitos antihigiénicos.  Si no consiguen alivio inmediato, prueban otra medicina, y después otra.  Y así sigue el mal.

“Hay que enseñar a la gente que las drogas no curan la enfermedad.  Es cierto que a veces proporcionan algún alivio inmediato momentáneo, y el paciente parece recobrarse por efecto de esas drogas, cuando se debe en realidad a que la naturaleza posee fuerza vital suficiente para expeler el veneno y corregir las condiciones causantes de la enfermedad.  Se recobra la salud a pesar de la droga, que en la mayoría de los casos solo cambia la forma y el foco de la enfermedad.  Muchas veces el efecto del veneno parece quedar neutralizado por algún tiempo, pero los resultados subsisten en el organismo y producen un gran daño ulterior.

“Por el uso de drogas venenosas muchos se acarrean enfermedades para toda la vida, y se malogran muchas existencias, que hubieran podido salvarse mediante los métodos naturales de curación.  Los venenos contenidos en muchos así llamados remedios crean hábitos y apetitos que labran la ruina del alma y del cuerpo…

“La única esperanza de mejorar la situación estriba en educar al pueblo en los principios correctos. Enseñen los médicos que el poder curativo no está en las drogas, sino en la naturaleza. La enfermedad es un esfuerzo de la naturaleza para librar al organismo de las condiciones resultantes de una violación de las leyes de la salud.  En caso de enfermedad, hay que indagar la causa.  Deben modificarse las condiciones antihigiénicas y corregirse los hábitos erróneos.  Después hay que ayudar a la naturaleza en sus esfuerzos por eliminar las impurezas y restablecer las condiciones normales del organismo. 

Continua parte 2

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: